Archivos

Cuba en el corazón

La fecha de ayer pasará a la historia; a las seis de la tarde el mundo se paró. El mundo, el globo terráqueo de Mafalda, quedó expectante, el globo tenía una tirita puesta sobre la hermana, bella, isla de Cuba y los pueblos iberoamericanos nos pegamos a las noticias. El presidente Obama y el presidente Raúl Castro, a la misma hora, tiraron de la tirita lanzando un mensaje de esperanza. Vi sonreír a Mafalda que, pegada al transistor, bailaba por el pasillo… El presidente americano reconocía que el embargo no ha servido para nada, que al bloqueo no se le unió ningún país, que el Vaticano y Canadá han facilitado las conversaciones hacia el entendimiento (este Papa me gusta mucho). Alguien preguntó ¿quién ha ganado?. Indudablemente, en cincuenta años de aislamiento con las consabidas restricciones, ha habido mucho sufrimiento; indudablemente EEUU no ha ganado nada, es el pueblo cubano el que ha ganado el pulso contra el coloso. David contra Goliat… Es una noticia muy esperanzadora, pero queda mucho por limar; la renovación de las relaciones diplomáticas con la apertura de la Embajada de EEUU en Cuba es un  buen paso. Hoy no dejamos de pensar, tenemos la mirada puesta en Cuba, en el hermoso pueblo cubano. Desde aquí un abrazo enorme.

 

Ayer también recibimos la noticia de que la Unión Europea ha decidido que Hamas deje de estar en la lista de grupo terroristas. ¡Caray … que día!

La caída del Muro

El muro de Berlín

El muro de Berlín

 

Para los que tenemos ya unos años, el convulso siglo XX nos hizo partícipes de acontecimientos trágicos y Europa vivió la guerra fría y la partición de Berlín en dos. La perplejidad ante el hecho de levantar un muro, entonces, y el reparto arbitrario de unos territorios en función  del resultado de la guerra que desangró a todos, nos sigue dejando perplejos 25 años después de su caída, porque seguimos levantando muros. Recuerdo perfectamente cómo vivimos, con qué alegría y asombro vimos como los ciudadanos de Berlín echaban abajo aquel muro vergonzoso; la torpeza del político de turno hizo que la gente se lanzara a la calle. Y nos sentimos pico y pala, uñas y carnes de aquellas manos que como podían destrozaban el bastión de la intolerancia, de la violencia callada. Berlín fue hace dos días una fiesta a la que todos nos sumamos.  Y aunque feliz por esa conmemoración, sigo sumida en la perplejidad ante el hecho de que se siguen levantando muros a pesar de la lección que dio la ciudadanía… Y pienso en Palestina…

El muro de Berlín

El muro de Berlín

La tragedia de Siria, ¿a quién le importa?

¿Los mass media fluctúan en todas partes igual?. Hace unos meses nos llevaban, casi a diario, a las distintas ciudades bombardeadas, masacradas por el ejercito del tirano jefe del estado sirio. Nos narraban puntualmente la situación de los refugiados en los países vecinos; cómo el tirano impedía que los corredores de auxilio internacional fueran operativos y pudieran  llevar a cabo su cometido para que la ayuda llegara a su destino; nos describían las reuniones de la oposición en el exilio en ciudades donde no llegaban ni las bombas ni la desesperación; en esos encuentros  no se oía el llanto de los niños heridos ni el furor de las madres ni el desaliento de los ancianos ni el grito desesperado de los hambrientos… pero ahí estaban los medios de comunicación para describir lo que estaba pasando…  En aquellos momentos de excitación informativa, se esperaba, por parte de los bien informados, que los estados poderosos se repartieran casi amistosamente los recursos energéticos, que la situación geopolítica de antes del conflicto se mantuviera, aunque cara al exterior la situación fuera de guerra civil; bueno pues es lo que ha pasado, se ha mantenido el statu quo y no pasa nada. Pasa que la inacción de los estados poderosos con intereses en la zona han aburrido a los medios de comunicación y esta tragedia de Siria ya no interesa a nadie… Ahora el foco está puesto en Ucrania, Putin… y en los norteamericanos. Y pasa, también, que Europa no tendrá nada que decir hasta que no tenga una política exterior común (¿hace años que se intenta? ¿qué pasó en la ex Yugoslavia?) y un poco de vergüenza.

Adolfo Suárez, in memoriam

2

Hoy no es un día cualquiera, hoy el primer Presidente de nuestra democracia está de nuevo en el Congreso de los Diputados. A las diez de la mañana se ha abierto su capilla ardiente y hoy, en este día diferente, quisiera tener el don de la palabra para poder condensar los sentimientos que a todos los que vivimos aquellos años difíciles se nos agolpan, nos asaltan desde el fondo de la memoria. La memoria que él fue perdiendo…

La memoria de nuestro pueblo al abrigo del olvido… esa será nuestra labor, es nuestro deber: recordar que algo que parecía casi imposible se hizo y se pudo hacer por el entusiasmo, el ansia de democracia que tras cuarenta años de dictadura el pueblo sentía y porque Adolfo Suárez, puso su habilidad y su empeño en aglutinar voluntades para conseguir que la democracia fuera una realidad y que España caminara hacia el mundo libre.

Adolfo Suárez recuperó la democracia desde su origen falangista, desde dentro, con la aprobación de la Ley de la Reforma Política, consiguiendo que las cortes franquistas se hiciera el harakiri. Su alianza con la Corona, con Carrillo, la existencia de políticos con visión de futuro hizo posible algo que parecía imposible. La aprobación del Partido Comunista en sábado santo, un golpe maestro. Y sin darse un respiro: la ley del divorcio, la reforma fiscal, la libertad sindical, la libertad de prensa, de expresión… y a todo esto los poderes fácticos en la sombra y el terrorismo envenenando el día a día… LA MATANZA DE ATOCHA, terrible, nos unió más y la contención civilizada de todos fue la mejor respuesta.

Pero no lo hizo solo; añoramos la talla de políticos de raza que supieron conciliar posturas para llegar a un consenso. Con él se cierra una etapa donde la política entrañaba nobleza, dedicación y proximidad con los ciudadanos. Vivimos con esperanza aquel periodo vertiginoso; fue también de zozobras y angustia, pero pasamos de no ser a ser CIUDADANOS DE PLENO DERECHO. La aprobación de la Constitución fue el resultado de un consenso inédito.

La figura de Adolfo Suárez se ha ido acrecentando con el paso de los años y en justicia se le reconoce su gran labor, imprescindible en el diseño de la democracia.

Hoy, en un día diferente, Adolfo Suárez  entra en la Historia por la puerta grande.

In memoriam.

 

Me avergüenzo

Me avergüenzo al conocer el resultado de las estadísticas en Europa que dicen que de cada tres mujeres en el mundo civilizado, una ha sido victima de abusos o de violencia.

Las mujeres, de este mundo civilizado, pensábamos que la igualdad en las relaciones profesionales y en las familiares era un hecho real, que lo habíamos peleado, que lo habíamos ganado, ¡pues no! Las estadísticas están  ahí y cantan un requiem por nosotras. Una simple pregunta me viene a la mente, y que trasladaría a ellos, a los varones de hoy que van al gimnasio, que se cuidan, que intentan que su imagen sea valorada en su entorno, ( vaya por dios, eso me suena)… la pregunta es así de sencilla: ¿cuántos arriesgarían la vida por tener un hijo? Exagerada… no, cualquier parto conlleva un riesgo para la vida de la madre. Sí, pero a ellas se les ha educado para que sean madres y además abnegadas… además si no lo son, ¡caray! son menos mujeres y no se sienten realizadas…

Estoy indignada, cabreada… cabreada es poco… mordería y me pegaría con cualquiera… ¿he dicho eso? me pegaría con cualquiera, sí, lo he dicho fruto de la indignación pero jamás lo he hecho ni lo voy a hacer; hay que empezar conteniendo el lenguaje. ¿No hemos avanzado?

Yo sentí mi maternidad como algo irrepetible, como una experiencia única, con miedo al principio, cómo no, por los cambios en el cuerpo, en los sentimientos, en el sentir… porque tuve que pasar por el quirofano… asustada y expectante … Y feliz como nadie… y, después, sentir su vida como el mejor de los regalos que la vida me ha dado, ¡¡¡Sí, con la felicidad inmensa de haber alumbrado una vida!!!

Y después de todo eso, según las estadísticas, seguimos alumbrado monstruos… que están en este mundo gracias a nosotras, pero que siguen machacando a las mujeres en las relaciones laborales y de pareja… ¡algo no funciona en esta sociedad!

Última hora: sobre Madiba

No puedo evitar poner unas palabras de Mandela, del discurso de su investidura presidencial el 10 de Mayo de de 1994 : “Estamos forjando una alianza que nos permita construir una sociedad en la que todos los surafricanos, negros y blancos, puedan caminar con la cabeza alta (…) una Nación arco iris en paz con ella misma y con el mundo”

Última hora: ha muerto Nelson Mandela

Ha muerto Madiba, el hombre de la reconciliación, el hombre que venció a la desigualdad racial; el Premio Nobel, el líder; ha muerto el preso 46664 que no el ideal de libertad que representó; el hombre que defendió la igualdad entre los seres humanos. Ha muerto un gran hombre, un ejemplo, un mito.