Archivos

Cézanne, “La route tournante”

3

Cézanne, “La Route tournante”

Aunque el gran maestro brilla con luz propia en los bodegones, también pintó muchos paisajes de entre los cuales, este me gusta de manera especial. Aquí ya las casas se reducen a formas geométricas, con esa sola casa blanca con las ventanas negras. Al meterse uno en el cuadro dan ganas de seguir el sendero que él redondea hacia abajo y nos invita a seguirlo; aun así parece un paisaje ensimismado, encerrado en sí mismo, donde las cortas pinceladas verdes de la hierba y de los árboles lo dotan de movimiento. Los dos troncos de la derecha se afianzan en el suelo, cerrándose al unirse hacia arriba como sujetando la curvatura del sendero. Equilibrio perfecto en un planteamiento nada fácil; ahí es donde se muestra la maestría.

Julia Margaret Cameron, fotógrafa victoriana II

19

“El Tránsito de Arturo”, 1874

5

“Día de mayo”, 1866

10

“Mrs. Duckworth”, 1867

16.jpg

“Sir Henry Taylor”, 1867

 

Beatrice

“Beatrice”, 1866

 

Julia Margaret Cameron pertenece al movimiento “pictorialista”. Comenzó tarde su quehacer fotográfico, a los 45 años, pero su interés no cesó de crecer. Hoy es considerada una de las mejores fotógrafas victorianas. Sus magníficos retratos transmiten más que describen. Y tienen la fuerza expresiva de unos rostros que surgen de las sombras, capta lo que esos rostros le inspiran, poses y actitudes, al estilo romántico y melancólico. Su puesta en escena los hacen intemporales, como en los tres últimos, o en los temas alegóricos, como en las dos primeras fotografías, que forman parte de su gusto por los asuntos bíblicos, mitológicos o artúricos; pero sobre todo es por sus retratos por los que su figura se engrandece. La cámara que le regalaron estaba pensada para el paisaje, pero ella buscaba el desenfoque porque, a pesar de las críticas de entonces, buscaba lo etéreo, lo impreciso, el sfumato que quería lograr al modo del gran Leonardo.

 

Leonora Carrington

1

“Ab eo quod”, 1956

5

“Los faustos del subsuelo” 

 

11

“Las distracciones de Dagoberto”. Óleo sobre lienzo. Colección privada

7

“El mundo mágico de los Mayas”, 1963. Museo Nacional de Antropología, Mural en homenaje a Chiapas.

Leonora Carrington, nacida inglesa, es una figura clave para entender el surrealismo en México, donde vivió la mayor parte de su vida. Tras un brote psicótico comenzó a tener visiones y estas, unidas a su fascinación por el ocultismo, las viejas tradiciones indígenas y los rituales celtas hacen que su pintura y escritura estén fuertemente marcadas por un mundo onírico muy personal. Su simbología tan particular hacen de ella una figura extraordinaria; consciente tras su internamiento decía que “la locura puede llevarte a la iluminación”. Allí, en México, mantuvo amistad con las también primeras figuras del surrealismo, como su entrañable amiga Remedios Varo, Sir Edward James y Luis Buñuel; pero fue en París, cuando se rencontró con su antiguo amante Marx Ermat, quien la introdujo en el círculo surrealista con Breton, Benjamin Peret, Dalí, Joan Miró, e incluso le presentó a Picasso, cuando hizo propio el surrealismo. Se casó con el poeta mexicano Renato Leduc para poder regresar a París, donde su pareja Ermat había sido apresado por el régimen de Vichy. En México Sir James tenía en Xilitla un jardín selvático con una estructura laberíntica que ella, en sus frecuentes visitas, gustaba recorrer. Para la entrada de la casa de su amigo pintó “El diablo rojo”. La Carrington pintaba en su cocina, lugar alquímico por excelencia donde comida, olores y sabores se mezclaban, laboratorio donde todo era posible. Realizó en 1963, para el Museo de Antropología de la ciudad de México, “El mundo de los Mayas” . Entre 2009 y 2011 creó una colección de esculturas en bronce bajo el nombre de “Las posibilidades de los sueños”. Su capacidad para plasmar los sueños es el gran legado de Leonora Carrington.

Amédée Ozenfant

9

“Verre et bouteilles en bleu”, 1926

8

“Table, pipe, livre, bouteille, papier”,  dibujo a lápiz 1917

1

“Naturaleza muerta con botellas, vasos y guitarra”, c. 1922-25

Se considera a este pintor como cubista y fundador del movimiento purista. Nacido en Saint  Quentin en 1886, estudió en los dominicos y comenzó a realizar sus primeras acuarelas y pasteles, y, cuando cumplió los diecinueve años, marchó a París; allí recibió clases de artes decorativas con Maurice Vermeuil y Charles Cottet. Durante cuatro años viaja por distintos países de Europa y por Rusia conociendo a los grandes maestros de la pintura y conociendo las vanguardias. Fue en 1915 cuando, junto con Apollinaire y Max Jacob, funda la revista L’Élan, donde comienza a desarrollar sus teorías sobre el purismo, que considera el color como secundario frente a la forma; teoría esta que, después, en Londres, revisaría. Conoció en 1917 al gran arquitecto Le Corbusier y ambos expusieron sus teorías sobre el purismo en el libro” Después del Cubismo”. Coincidiendo con su publicación, expuso sus obras en la Galerie Thomas de París. Durante cinco años escribió en el periódico “L’Esprit nouveau”. En la segunda muestra purista realizada en París, expuso en la Galerie Druet. En el 24 abrió con Leger su propio taller, en donde impartían clases junto con Marie Laurencin y Alexandra Exter. En 1925 escribió, junto con Le Corbusier, “La Peinture moderne” y “Art” en solitario. En Londres abrió otra academia, pero dos años después marchó a N. Y. donde permaneció hasta 1955. Finalmente se trasladó a Cannes donde permaneció hasta su muerte. Entre sus alumnos destacan Leonora Carrington y Hamed Saeed, entre otros. Su obra se encuentra en los más prestigiosos museos del mundo: Guggenheim de N. Y., L’Hermitage de San Petersburgo, el Museo del Louvre, en Polonia, Filadelfia, San Francisco, Tate de Londres… Murió en Cannes el 4 de mayo de 1966.

Picasso y sus búhos

69

65-bis

70

67

En la última etapa de su vida, Picasso, retirado en el sur de Francia, se dedica a hacer cerámica que cocía en el horno de un amigo del pueblo. Esta serie de búhos me divierten mucho, el segundo datado en el 52 es un dibujo, igual que la cerámica primera y supongo que por la factura todos son de este periodo.

Leonora Carrington

HOMENAJE A LEONORA CARRINGTON

La artista pintando

6

Leonora Carrington, joven

14

Leonora Carrington frente a una de sus obras, ya mayor.

Siento no tener las fechas en las que se hicieron las fotos, pero si que la podemos ver en distintas etapas de su vida.