Archivos

Ventana enrejada dentro de la casa

IMG_1022

Foto Bárbara

Las casas de campo antiguas tienen ese sabor de otros tiempos; sabor de añoranza de días felices, de vacaciones, de reuniones familiares, de gentes que ya no están y de algo que aún así permanece y permanecerá en las generaciones venideras. Un hogar es el centro de la familia y de los amigos que giran alrededor, es ese lugar de encuentro que nos ata a la tierra.

La mecedora

IMG_1033

Foto Bárbara

Una casa de campo, la luz tamizada a través de la ventana y una mecedora que silenciosa nos evoca tiempos felices donde la familia se reunía para compartir vida.

Hammurabi

Le Louvre 9

Foto Bárbara. Código de Hammurabi, Museo del Louvre, París.

Hammurabi

Mientras tú girabas

en torno al código

yo me instalaba junto a uno

de los toros alados

empequeñecida, asombrada;

veía nuestros respectivos vuelos

¿porqué no? a través de

Mesopotamia.

Del libro «Cantos del Arpista» de Bárbara Carpi.

Las de pitimí

005

Foto Bárbara

De vuelta a casa tras un finde estupendo en Alicante, me encuentro con que los rosales de pitiminí se han puesto como locos; los capullitos se han abierto y me reciben así de bonitos, luciendo ese color rosa subido como si se ruborizasen de puro placer. ¡Eso es tener un buen recibimiento!

Cóctel Osiriano

001

Foto Bárbara

Cóctel Osiriano

En un buen cóctel osiriano

no debe faltar lo siguiente:

mitad de sentido ético,

mitad de magia, una pizca

a modo de angostura, de

reino de Poniente, un pelín

de justicia removiendo -que

no agitando- con la pluma

que la representa.

Del libro «Cantos del Arpista» de Bárbara Carpi

París de fiesta

002

Foto Elena Colomina

La Tour vestida de Comunidad Europea, La Tour de fiesta para celebrar la victoria electoral de Macron y lo que esto significa: la continuidad de una política que quiere una Europa unida y fuerte. Todos los gobiernos claramente europeístas lo celebran, aunque los hay que miran de reojo la subida de la extrema derecha con Marine Le Pen a la cabeza. Yo, como europeísta, celebro la victoria de Macron, pero no dejo de pensar en qué sucederá después de estos cinco años, ya que la izquierda por ahora no está ni se la espera… El tiempo dirá, pero es un buen momento para la reflexión por parte de todos los partidos, sin olvidar que la guerra sigue en Ucrania.

La rosa

005

Foto Bárbara

Después de un mes de lluvia, frío y mal tiempo, por fin los rosales se están portando de lujo. Los de color rosa, de tamaño más pequeño, están cuajados de capullos que van abriendo a su aire y como debe ser; el rosal amarillo, que ha crecido a lo ancho, de momento solo tiene una rosa, pero la de la fotografía es la primera del rosal rojo que este año quizás debido a las lluvias está mejor que nunca.

Lantanas

037

Fotos Bárbara

De pequeña tuve la suerte de vivir en Ciutadella de Menorca; en el jardín había unas lantanas como las de la foto, de color banderita española. Siempre me han gustado las de este color, aunque también tengo las lilas, pero en mi memoria siempre estaban las primeras, las de mi infancia. Y hace unos años las planté, porque era casi una necesidad, como recuperar algo de aquel jardín donde las prunas amarillas y lilas colgaban de los árboles con ese punto de acidez que al cogerlas antes de tiempo me dejaban en el paladar… Menorca siempre en el paladar y en la memoria.

Brotó la morera

080

Foto Bárbara

Recortada sobre el cielo azul, la morera brota y sus hojas nuevas parecen recorrer un camino hacia lo alto, encaramándose para ver quien llega más arriba. Las hojas nuevas, con ese verde fresco, se balancean según hacia donde sople el viento. Luego vendrán las moras, dulces, oscuras y el suelo se llenará de manchas moradas; los niños las pisaran con la misma alegría que saltan sobre los charcos y los perros las olerán para escudriñar el nuevo olor estacional. Mientras miro la morera, veo que este año toca pulgón, porque las hormigas se afanan y pienso que se han cebado con la hiedra, que, bien tupida, me resguarda de las miradas de los vecinos…

Después de la poda

002001

Fotos. Aurelio

Después de la poda, a esperar la llegada de la primavera. El sol de la tarde dora las ramas, que despojadas de todo lo superfluo, se muestran desnudas. Este desolado panorama, no obstante, presagia nuevos brotes, el nuevo ciclo que se renueva. Desde mi jardín los bambúes acompañan la poda; ellos son los únicos que no brotarán, pero les acompañan en este ciclo de vida.