Archivos

De película de Hitchcock

001

Foto, Jero García

La reunión de pájaros, en este caso palomas, nos evoca la película de Hitchcock en la que dicha reunión nada bueno presagiaba. Si bien es cierto que esa quietud era inquietante porque los pájaros como convocados, por no se sabe que impulso, de repente se volvían furiosos atacantes de los humanos, al mismo tiempo que se precipitaban y chocaban contra los objetos de manera que, a la vez, parecía un suicidio colectivo. La comunicación entre animales de una misma especie es bien sabida como en el caso de los delfines y, me pregunto si sucede en todas ellas. Lo curioso de la película “Los pájaros” es que estos parecen obedecer una orden, pero de quién… o mejor dicho por qué sienten la necesidad de atacar si no son atacados, si no lo hacen como lo harían los depredadores… En fin como diría mi admirado Julio Cortázar: ¡me encantan los puntos suspensivos! Y a ti Jero un sinfín de gracias por tus fotos tan evocadoras.

¿Margaritas?

010

007

Fotografías, Jero

Reconozco que de Botánica, como de otras muchas cosas, no tengo mucha idea, pero si sé lo que me gusta que ya es algo. Jero me envía estas dos fotos que yo de entrada pienso que es una variedad de margaritas, pero no puedo afirmarlo por lo que la pregunta queda en el aire. Bonitas si que son. ¡Muchas gracias!

Refrescantes y veraniegas

003

004005

Fotos, Jero

La naturaleza en todo su esplendor: las palmeras, las flores, y el agua donde darse un baño refrescante que nos tonifique y nos deje como nuevos. El verano ha llegado y este año podremos estar con los amigos y familiares que ya echábamos mucho de menos. Magníficas fotos de Jero, llegadas fresquitas desde Ceuta. La generosidad de mis dos fotógrafos preferidos no tiene fin.

EL vuelo de la gaviota

002

Foto, Jesús Juárez.

¡Qué ganas ya de mar, de aire que sabe a sal, de olas y de pájaros marinos que planean sobre las olas! Todo esto me sugiere esta preciosa foto de Jesús, mil gracias, como siempre. Si es verdad que una imagen vale más que mil palabras, sobra lo que pueda decir, ella lo dice todo.

El beso vegetal

007

Foto, Bárbara

Este cactus, que debe medir cerca de dos metros, fue subiendo, creciendo hacía arriba y también a lo ancho hasta “besar” a esta rama de la hiedra. Para que luego digan que los cactus son como el papel de lija; nada que ver. Habrá algo más tierno que ese beso vegetal…

En el Estudio

015

Fotos, Aurelio

Noa en el estudio, pintando, algo que a mí me hace absolutamente feliz. La veo que disfruta tanto, que es como verme en un espejo, porque siento lo que ella siente y es como si una se viera desdoblada a pesar de la diferencia de edad tan enorme. Lo que ya me dejó perpleja es que, sin que yo le dijera nada, conectó su tablet y puso la quinta sinfonía de Beethoven. ¿Pueden los genes llegar a esos extremos? Siempre he pintado con música clásica y sobre todo con las sinfonías de ese genio maravilloso, pero ella no me ha visto así. Y me sigo preguntando, ¿pueden los genes llegar a esos extremos?, ese detalle que me fascinó y aún estoy en chok, pero más feliz que una perdiz… Mi niña crece y yo menguo de pura satisfacción y además por los años.

Langostinos al ajillo

085

Foto, y receta, Bárbara

Los langostinos que venden ya cocidos a un precio estupendo, en casa los tomábamos con mahonesa, pero me cansé y pensé que si las gambas al ajillo estaban tan buenos porqué no hacerlos igual. Dicho y hecho. El resultado como se ve en la foto no está nada mal. ¿Verdad? En el tiempo que se tarda en pelarlos y un poco más y ya están listos.

Ingredientes; 2 dientes de ajos, 1 guindilla, aceite de oliva virgen extra. y pimienta negra (opcional).

Al estar ya cocidos, lo único que les falta es que se impregnen del sabor de los ajos y de la guindilla para que estén deliciosos. En una sartén ponemos los dientes de ajos fileteados en varias cucharadas de aceite de oliva y la guindilla; cuando los ojos van tomando color añadimos loa langostinos sin cabeza y pelados. Les damos unas vueltas y listo. Pas mal et trés facile!!

Las flores nos acompañan

005003

Fotos, Bárbara

Parece que poco a poco volvemos a la normalidad, no a la de antes porque dicen, los que de eso entienden, que el virus ha venido para quedarse. ¡Pues si que estamos buenos! Hoy se inaugura el solsticio de verano que ya es, y con un poco de suerte, porque hay cosas que afortunadamente no cambian, podremos disfrutar del mar o de la montaña con la familia o con los amigos. Pero no puedo dejar de pensar en todo el sufrimiento que dejamos atrás. Las flores nos hacen el camino más fácil y más bonito.

El rosal rojo

016

036

Fotos, Bárbara

Las hojas del rosal recortándose contra el cielo, para mí como pintora, me producen la misma emoción que contemplar la belleza de una obra de arte. Y me pregunto si, en el día a día, somos capaces de maravillarnos con todo lo que nos rodea; siempre lo digo y me repito, nada se puede comparar con la naturaleza, con su fuerza que hace que se renueve cada temporada todo lo que en invierno se ha agostado. Ese milagro a fuerza de verlo desde que nacemos a veces nos puede pasar desapercibido o no le damos la importancia que tiene, pero para mí que no creo en los milagros, este si lo es.

Bizcocho de yogur

073

Foto, Bárbara, realización Aurelio.

En casa no somos buenos reposteros, esa es la verdad, pero nos hemos aficionado a lo dulce a medida que vamos sumando años, no sé porqué será pero es un hecho constatado. Este bizcocho, que dicho sea de paso, no es ninguna cosa espectacular, resulta que ha salido bueno. Aurelio lo ha hecho todo él solito, yo solo he hecho la foto y me lo voy comiendo con el café. Este es el clásico bizcocho de yogur que en unos pocos minutos está hecho en el microondas. Antes lo hacíamos en el horno porque nos parecía lo lógico, pero mira por donde el microondas nos lo hace en un plis plás y encima se puede comer de lo bueno que está.

Ingredientes para 6 personas: 1 yogur natural, 3 huevos, 1 medida de vaso de yogur de aceite de oliva, azúcar 2 medidas del vaso del yogur, harina 3 medidas de vaso de yogur, 1 cucharadita de levadura, un pellizco de sal, mantequilla para engrasar el molde, azúcar glas.

Mezclamos todos los ingredientes bien para que no queden grumos. Untamos con mantequilla un molde, vertemos la masa y lo tenemos en el microondas nueve minutos a máxima potencia. Dejamos enfriar para desmoldarlo y podemos espolvorear el bizcocho con azúcar glas. ¡Mas fácil imposible!