Archivos

El Otoño

IMG_0755

La manta. Foto: Bárbara

IMG_0756

La manta. Foto: Bárbara

El Otoño, siempre lo digo, es la estación que más me gusta. Adoro esa sensación tan hogareña de estar tumbada con la manta viendo una buena película. Y si a esto le sumamos que antes hemos dormido una siesta reparadora, entonces me siento en la gloria. Hacer el vago de vez en cuando no está nada mal, lo confieso sin remordimientos, pero cuando pienso en los sin techo, lo de la manta se me atraganta, esa es la verdad. Estos días han llegado a nuestras costas alrededor de 500 emigrantes en pateras; pienso entonces en el frío, en el miedo y el sufrimiento de personas que han dejado atrás a sus familias…  y entonces me digo que este mundo está tan mal distribuido, que dan ganas de llorar y llorar sin parar y de ponernos en marcha… pero al final no hacemos nada. Y todo se queda en unas simples fotos vistas en la televisión, tantas veces. ¡¡¡Y NO HACEMOS NADA!!! 

La Tour Eiffel: ¡ Felicidades!

dscf0069

DSCF0074.JPG

dscf0066

La Tour Eiffel cumple 130 años y quién lo diría, sigue tan esbelta y pizpireta como cuando la inauguraron. La de cosas que ha visto, la de gentes que la han visitado llevándose en la retina las mejores vistas de París, el Sena con las barcazas y los jardines del Trocadero con el magnífico Palais de Chaillot, la cinemateca francesa, donde los enamorados del cine se dan cita… todo un mundo de sensaciones y vivencias que una se lleva en la memoria. París está de fiesta, porque la Tour cumple años y permanece erguida a pesar de los avatares de la historia, a pesar de que los nazis quisieron volarla por los aires. Mas ella, como una jovencita de tan solo 130 años, nos sonríe desde esa atalaya de hierro y tornillos sin mostrar signo alguno de decadencia.

Fotos de la Tour Eiffel y panorámica desde ella: Bárbara

Felices Fiestas a todos

img_0121

Foto: Bárbara

En mi nombre y en el de La Estirga os deseamos una muy Feliz Navidad y unas fiestas llenas de buenos deseos. Yo solo pido uno: Paz  para todos esos territorios donde la guerra continua.

Increíble pero cierto

IMG_0108.JPG

Foto: Bárbara

IMG_0110.JPG

Foto: Bárbara

IMG_0114.JPG

Foto: Bárbara

Aunque parezca mentira, son fotografías de hoy hechas en casa; para los que aún tengan dudas del cambio climático, ahí va esta prueba. Y, aunque las neuronas patinan a cierta edad, no recuerdo haber tenido rosas ni flores de la bignonia en diciembre. Personalmente no me disgusta en absoluto, al contrario, lo único que me planteo es que, si esto sigue así, no sabré cuándo tengo que podar, porque me dará pena prescindir de ellas.

Camino de El Bierzo

Foto: Barbara

Foto: Barbara

 

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

Esto se está poniendo realmente divertido, pareciera como si el blog funcionara a su aire o siguiendo extraños arcanos sobre los cuales no tengo poder alguno. Intentando, en vano, dormir la siesta, me pongo frente a la pantalla y, ¡oh milagro!,  funciona. Valgan estas fotos como un “regalillo florido” para la vista hasta mi vuelta; parto para tierras de El Bierzo cargada de ilusiones y con la cámara a punto para fijar todo lo bueno que me encuentre por aquellos lares, que no es poco según me han dicho. Ea: hasta pronto, si La Estirga está operativa y todo va bien.

El verano se va

Fotos: Bárbara

Foto: Bárbara

 

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

El verano se va, despacio, pero parece que si. Atrás los días de mar y playa… Para mí comienza la estación más bonita del año. El otoño, con la caída de la hoja, no me produce nostalgia alguna; el cambio de estación me asegura que el ciclo se renueva y los árboles, a medida que se van despojando de todo, hacen un estriptis silencioso de lo más elegante, sin prisas, con la sabiduría de los años;  y los más añosos muestran  con arrogancia sus viejos troncos sin falso pudor; claro que saben que, en primavera, mostrarán un espléndido aspecto juvenil que para mí lo quisiera.

Pabellón de la República Española en París

Entrada al Pabellón /Del archivo de Alberto)

Entrada al Pabellón

 

Picaso, Alberto y cuando llegó el Guernika

Picasso, Alberto y Sert el día de la llegada del Gernika al Pabellón

 

Cuadro de Miró

Joan Miró: “El payés catalán en rebeldía”

 

Calder frente a su fuente y con el Guernika al fondo

Calder frente a su fuente y con el Gernika al fondo

 

Maqueta de la fuente de Calder

Maqueta de la fuente de Calder. MNCARS

 

Detalle de la fuente de Calder

Detalle de la fuente de Calder

 

Fotografía de la escultura de Alberto “El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella” que presidía la entrada al Pabellón español y que se utilizó como cartel de la muestra. La obra de Alberto, evocadora de dimensiones terrestres y celestes de sus amados paisajes toledanos y de su sentido poético cósmico, era el perfecto equilibrio entre tradición y vanguardia. En la segunda foto, Picasso, el arquitecto Sert y Alberto el día que llegó el Guernika al Pabellón. La tercera nos muestra el cuadro de Miró y su ubicación en el interior del Pabellón que realizaran Luis Lacasa y Josep Lluis Sert, el magnifico arquitecto responsable también de la fantástica Fundación Miró de Barcelona entre otros muchos museos del mundo. La cuarta nos muestra a Calder, el único artista extranjero en el Pabellón, que donó su obra para la muestra, frente a su fuente de mercurio y de espaldas al Gernika. La quinta nos muestra la maqueta de la fuente y, por último, un detalle de la misma realmente fantástica. Todas ellas, documentos históricos de indudable valor.