Archivos

Paul Klee

 

10

Imágenes de peces, 1925

18

Los límites del intelecto, 1927

13

Jardín botánico, 1926

Paul Klee responde a la idea del artista completo; a los once años era un virtuoso del violín. La música jugó un papel importante en su vida de modo que, cuando tras un viaje a Túnez decide hacerse pintor, comienza por el  dibujo, porque no entendía el color hasta que, y según sus palabras, dijo: “El color me posee, no tengo necesidad de perseguirlo, sé que me posee para siempre… el color y yo somos una sola cosa. Yo soy pintor”. Sin embargo en sus obras está siempre presente la poesía, la música y lo onírico; incluyendo notas musicales o palabras. La frescura de sus obras hace que estas no se pasen, que estén siempre de actualidad. Suizo de nacimiento, estudió arte en la Academia de Bellas Artes de Múnich. Terminados sus estudios, completó su formación visitando Roma, Florencia y Nápoles estudiando a los maestros del Renacimiento. Experimentó con distintas técnicas y sus viajes a París, cómo no,  influyeron de manera que pudo encontrar “el estilo que conecta el dibujo y el reino del color”. Él mismo reconoce la influencia de Van Gogh respecto al color, pero fue la luz de Túnez lo que le ayudó a combinar la abstracción al agregar el color a sus dibujos, como en su serie “pinturas operísticas”. Siguió pintando durante la guerra y terminó enseñando en la Bauhaus desde el año 21 al 31; también formó parte de Die Blauer Vier (los cuatro azules) con Kandinsky, Feininger y Jawlensky, dando conferencias y exponiendo en Estados Unidos. Expuso también en París y enseñó en la Academia de Düsseldorf, pero los nazis le acusaron de hacer un arte degenerado, su casa fue registrada por la Gestapo y expulsado de su trabajo. Emigró con su familia a Suiza y después expuso en Londres y París, donde conoció a Picasso al que admiraba. Su producción es ingente. Enfermó de esclerodermia y falleció en Muralto (Suiza) a los sesenta años, siendo enterrado en Berna.

Tarta Tatin de manzana

IMG_1962

Foto y elaboración: Bárbara

 Cuando voy a París siempre tomo tarta Tatin, es absolutamente deliciosa. Nunca pongo dos recetas casi seguidas, por aquello de diversificar los temas y no aburrir al personal, pero como hice mi tarta preferida el otro día, tenía muchas ganas de compartir con vosotros este invento fabuloso de las hermanas Tatin que, como todos los grandes inventos gastronómicos y de otros géneros, son el producto de una equivocación o de un, en este caso, fantástico error. Las hermanas Tatin se equivocaron e hicieron esta tarta de manzana al revés y he aquí el resultado, que dice cómeme. Además de estar buenísima doy mi receta personal, que no tiene muchas calorías. Se toma caliente y acompañando el café, resulta un postre delicioso y, lo mejor, nada pesado.

Ingredientes: podéis hacer caramelo, pero yo lo compro líquido y me ahorro ese paso, manzanas reinetas, una  lámina de hojaldre y un poco de mantequilla (opcional).

Pelamos las manzanas y las cortamos en cuartos y esos cuartos por la mitad. En un molde redondo para el horno, ponemos el caramelo líquido cubriendo toda la superficie; a continuación vamos colocando los trozos de manzana de manera que no queden huecos entre ellas y, por encima, pongo unos trozos no muy grandes de mantequilla. Cubrimos con la masa de hojaldre metiendo los bordes hacia dentro y pinchamos para que no suba. Introducimos en el horno a altura media, precalentado a 200 grados hasta que el hojaldre esté dorado: alrededor de 25 minutos o media hora, según la potencia del horno. ¡Y el resultado es espectacular! Se puede acompañar de una bola de helado, pero yo no necesito nada más.

Se me olvidó decir que hay que darle la vuelta.

 

Amrita Sher-Gil

1

“Tres mujeres”, 1935

3

“Gitana húngara” (probable autorretrato), 1932

 

7

“Retrato de Marie-Louise Chassany”, 1931

8

“Notre Dame”,  1932

9

“Naturaleza muerta”, 1 y 2, 1932

A pesar de su corta vida, murió a los 28 años de forma repentina, esta pintora, nacida el  30 de enero de 1913 en Hungría y muerta en Lahore el 5 de diciembre de 1941, fue la pintora india considerada la mejor del siglo XX y la que renovó el arte indú. Es la única pintora asiática que formó parte del gran Salón de Otoño de París. Sus primeros años los pasó en Hungría, pero en 1921 se mudó con su familia a Shimla, al norte de la India. A los tres años de residir allí se mudó con su madre a Italia, donde conoció más de cerca a los pintores clásicos. En 1929 decidió trasladarse a París donde estudió en varias academias e ingresó en l’École des Beaux-Arts. Allí recibió la influencia de Renoir, Cézanne, Modigliani y sobre todo de Paul Gauguin en su autorretrato como tahitiana. También reconoció la influencia de la pintora Suzanne Valadon en sus desnudos. En 1934 regresó a la India desarrollando su estilo propio. La mayoría de sus obras están en la National Gallery of Modern Art de Nueva Delhi.

 

 

In memoriam

002

Playa de Bolonia. Foto: Gero

La Estirga está triste, yo estoy desolada. Desde hace tiempo me faltan los irónicos y divertidos comentarios de la dulce Muriel, Candide, que estaba muy enferma, y ayer me llega la noticia de la muerte de Joaquín de Carpi, que con su generosidad me dejaba puntualmente sus comentarios en el blog. Durante meses he sentido su ausencia, que yo achacaba a su falta de tiempo por sus clases en la Universidad… nada sabía de su enfermedad, nunca se quejó ni me dejó ver que estaba muy enfermo. Este blog, como todos, lo hacen las personas que participan y nos acompañan en su andadura. La Estirga y yo estamos desconsolados. Quiero pensar que ahora estarán es esta playa, en este mar bañado por el sol, mirándonos y acompañándonos como siempre. Yo los llevaré en mi corazón, que hoy llora por su ausencia… Hasta siempre queridos amigos.

De vuelta de vacaciones

IMG_1902

Foto: Bárbara

IMG_1904

Foto: Bárbara

IMG_1905

Foto: Bárbara

Ya estoy en casa de vuelta de unas vacaciones en Estepona (Málaga). Toda la Costa del Sol merece una escapada; y lo que me han sorprendido son los precios. Contrariamente a lo que se pueda pensar es más barato que el Levante. Al llegar a casa, después de haber visto las lluvias torrenciales que ha habido por esta zona, no sabía lo que me iba a encontrar y, para mi sorpresa, el mini jardín estaba lleno de flores, las lantanas enormes y la bignonia tal como veis, cuajada de pompones de flores; los laureles, rojos, lilas, blancos y rosas, increíbles también. Bueno, pues que ellas sean mi saludo para todos los seguidores de la Estirga Burlona y gracias por vuestra fidelidad y comentarios que me habéis dejado.

La Taúlla de Julio Velandrino

001

002

003

004

005

006

007

008

Una muestra del menú degustación  del local que dirige Julio Velandrino en Espinardo a unos tres o cuatro kilómetros de Murcia capital. La Taúlla era una antigua fábrica de pimentón y el pimentón está presente en carteles antiguos y en los aperitivos, seis, que inician los seis platos que siguen más dos postres. La nouvelle cuisine tiene sus devotos y sus detractores. Sinceramente debo decir que el servicio era inmejorable, rápido, pero sin agobios innecesarios. Y que la experiencia gastronómica fue de sobresaliente. A los que opinan que las raciones de la nouvelle cuisine son pequeñas les diría que depende del número de platos y, en este caso concreto, eran más que suficientes y de elaboración magnífica. Pero lo mismo que defiendo esto, defiendo la cocina tradicional, que una cosa no quita a la otra. Un chuletón de Ávila y unas judías del Barco tomadas en el Palacio de los Velada de la capital abulense, como puse en su momento, también fue toda una fiesta gastronómica. Digo todo esto por que a muchos les gusta el todo o nada. Y yo pienso que a cada cual lo suyo.

Fotos: Aurelio Serrano García.

La naveta des Tudons

1031

La naveta des Tudons. Foto: Bárbara

Aparte de los talayots y de las taulas el megalitismo menorquín aporta la estructuras de la naveta de finalidad aparentemente funeraria. La más famosa y bien conservada es esta de 13’5 metros de largo y 6 metros más o menos de largo, con una altura que supera los 4 metros. Entrar por la puerta al interior es para los que amamos la arqueología toda una experiencia. La naveta des Tudons está cerca de Ciutadella al otro extremo de la isla, desde Mahón. En su totalidad el megalitismo de Menorca no tiene nada que envidiar al de Göbleki Tepe en Turquía.