Archivos

Crema de Berberechos

004

Estos son días de celebraciones y en España todo lo celebramos alrededor de una mesa con comilonas, aperitivos y turrones. Y aunque este año por la pandemia somos menos, no falta la ilusión de preparar cosas nuevas y las de toda la vida, En cada familia hay tradiciones que tratamos de no perder, platos que se han hecho siempre y otros nuevos que vamos incorporando .Hoy, por ejemplo, que es S. Esteban, lo tradicional son los canelones que se toman en Cataluña. Cada región tiene sus propias tradiciones.

Esta crema de berberechos lo hemos incorporado a los aperitivos y creo que ha venido para quedarse porque nos ha encantado. y se hacen solos.

Ingredientes: Queso en crema Philadélfia, una lata de berberechos y pimienta al gusto. Patatas fritas de bolsa o palitos de zanahoria

Mezclamos en un bol el queso crema con un poco de caldo de los berberechos con un tenedor hasta que quede una mezcla espesa, añadimos los berberechos y listo. En otro bol ponemos patatas fritas o palitos de zanahoria para ir cogiendo la crema. ¡Más fácil imposible y está de chuparse los dedos!

Garbanzos gratinados con hierbabuena

008

Receta y fotos: Bárbara

Parece una tortilla, pero no, se trata de garbanzos gratinados con mahonesa por encima. Procuro poner recetas sencillas, para andar por casa, con ingredientes que normalmente tenemos en la despensa y que nos solucionan una comida sin complicarnos la vida, pero que a la vez estén buenísimas, fáciles y sin que no tengan un coste elevado. Esta reúne todos los requisitos. Yo la hago con garbanzos Pedrosillano, pero lo mismo sirven los que vienen ya cocidos en bote de cristal, con lo cual el primer paso que es cocerlos nos lo saltamos. Tal como está el pescado de contaminado y la carne que no nos conviene tomar demasiada, al final nos tenemos que ir cada vez más a los productos de la huerta y a las legumbres. Pido disculpas por la foto, pero no quería emplatar más bonito para que se viera el conjunto tal como sale del horno.

Ingredientes: Garbanzos, salsa de tomate frito, mahonesa, a ser posible casera, cebolla y hierbabuena.

Ponemos la víspera a remojo los garbanzos con bicarbonato; si son de bote, con escurrir el agua y lavarlos bien es suficiente. Los cocemos y, si ya vienen cocidos, cuando estén listos los escurrimos y colocamos en un recipiente para el horno. Hacemos un sofrito con la cebolla y la salsa de tomate. Se lo añadimos a los garbanzos y mezclamos bien. Y ahora es el momento de agregar unos trocitos de hierbabuena, mejor si es fresca; no escatimemos, porque es la gracia de este plato. Mientras habremos hecho una mahonesa casera con la que cubrimos todos los garbanzos. Solo queda meter el recipiente en el horno unos pocos minutos a gratinar, si nos despistamos, se nos puede quemar la mahonesa. Más fácil imposible. ¡Y buen provecho!

Pastel de carne

005008

Fotos y receta, Bárbara

Aparte de que es una receta fácil, se puede hacer de un día para otro y calentarla en el micro. No pongo cantidades porque dependerá del número de comensales y de lo grande que se quiera hacer. Eso sí cuanto más relleno más bueno estará.

Ingredientes: Puré de patatas que puede ser de sobre, carne picada, aceitunas verdes deshuesadas, pasas, 1 huevo duro. 1 cebolla, 1 diente de ajo, aceite de oliva virgen extra, (mantequilla y leche para el puré), sal y pimienta negra.

Hacemos el puré como siempre, poniendo en un cazo la leche a calentar, añadimos, sal, pimienta y mantequilla que se puede sustituir con aceite de oliva que es más sano, peo que no le dará la misma untuosidad que le da la mantequilla. En una sartén rehogamos un diente de ajo picado menudo y cuando empiece a tomar algo de color, añadimos la cebolla cortada en trozos pequeños. y después cuando esté pochada añadimos la carne picada, salpimentada y la rehogamos; troceamos las aceitunas verdes deshuesadas cortadas en trozos, las pasas y el huevo duro picado y loa añadimos a la carne. Pintamos con un pincel con aceite el recipiente que irá al horno. En ese recipiente ponemos una capa fina de puré en el fondo; añadimos el relleno y cubrimos con otra capa más gruesa de puré que tape todo el relleno. Por encima ponemos una capa abundante de queso rallado que puede ser de varios tipos diferentes, según vuestro gusto. Y ya solo queda meterlo en el horno a 180 º. El tiempo dependerá del horno y del recipiente pero cuando veamos la capa de queso dorada ya lo podéis retirar. ¡Buen provecho!

Macarrones con atún

003

He descubierto una bechamel que venden en break que es tan buena y cremosa que paso a de hacerla en casa. Esta receta es fácil y muy rápida de hacer. Hervimos los macarrones; a mi la pasta al dente no me hace mucha gracia prefiero que esté un pelín más hecha, que me perdonen los italianos, pero en este caso como después va gratinada al horno la hago al dente. Una vez hervidos en agua con sal, los escurrimos. Abrimos unas latas de atún en aceite, el break de bechamel y lo mezclamos todos en un recipiente para el horno, Cubrimos por encima con bastante queso rallado y listos para gratinar. ¡Y buen provecho!

Cola de merluza con mahonesa al horno

011

Foto, Bárbara

Pedimos al pescatero que nos quite la espina central y la desescame. Hacemos una mahonesa casera, nada de esas industriales. Pelamos las patatas panaderas y  forramos una bandeja de horno con papel de horno. Salpimentamos la merluza. Y añadimos las patatas, que hemos pasado antes por una sartén porque en el horno tardan mucho en hacerse. Ponemos la merluza y las patatas en la bandeja. Cubrimos el pescado y las patatas con la mahonesa y metemos la bandeja al horno ya caliente. Horneamos un cuarto de hora o veinte minutos máximo, para que no se haga demasiado el pescado. Se formará una costra por la mahonesa. Resulta deliciosa y más fácil imposible, no da trabajo y para un día de fiesta resulta genial.

Fideguá de atún y pimientos morrones

 

002

Foto y receta: Bárbara

La foto muy bonita no ha quedado, con ese pimiento de protagonista como diciendo : aquí estoy yo y con forma de martillo; pero esta es una recetilla que soluciona una comida con ingredientes sencillos que normalmente tenemos en casa. En verano no hay que complicarse la vida, con un buen gazpacho fresquito y lo que sea, comemos la mar de bien.

Ingredientes: fideos finos, tipo cabello de ángel (los prefiero a los típicos de la fideguá más gruesos y cortos), dos latas en atún en aceite, cebolla, una cucharada de salsa de tomate, 1 lata o bote de pimientos morrones y 1 brik de caldo para paella.

Hacemos un sofrito con la cebolla picada y la salsa de tomate. En una cazuela ponemos el sofrito, las dos latas de atún (escurrimos el aceite de una de ellas y la otra la añadimos con su aceite),  si no lo hacemos así quedaría muy aceitoso y calorías las justas, ni una más, que luego salen michelines. Agregamos los fideos y removemos un poco. Enseguida añadimos caldo para paella, que ya lo venden en brik. y finalmente los pimientos morrones cortados en tiras ( no tan mal cortados como yo tal como se ve en la foto) Os aseguro que está buenísima y ademas se hace en seguida, lo que tardan en cocerse unos fideos finos.

Ensalada a mi modo

004

Receta y fotografía, Bárbara

Hoy me he levantado creativa y, viendo los ingredientes que tenía a mano, me he inventado esta receta que dicho sea de paso me ha salido pas mal! La recomiendo por lo fácil, buena, apetecible y bien fresquita de la nevera apetece con estos calores. Este verano “la canicule” ni nos deja dormir, de modo que si por lo menos comemos bien, eso que tenemos. Ahí va:

Ingredientes: unas hojas de lechuga romana, aceitunas verdes cortadas en aros (ya las venden así), pimientos morrones, palitos de surimi, arroz redondo, salsa mahonesa casera y yogur griego, 1 huevo, aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y sal.

Mientras hervimos el arroz en agua con sal, cortamos en tiras finas las hojas de la lechuga, que aliñamos como de costumbre con aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y sal. En un bol grande ponemos la lechuga ya aliñada. Colocamos el arroz hervido en un escurridor y lo enfriamos bajo el grifo de agua, quitando así todo el almidón que haya soltado el arroz al hacerse; lo agregamos bien escurrido al bol. Hacemos una mahonesa y la metemos tapada en la nevera. Cortamos los palitos de surimi en trozos y los añadimos al bol. Cortamos los pimientos morrones en tiras. A la salsa mahonesa le añadimos varias cucharadas de yogur griego natural y mezclamos hasta darle nuestro punto.  Mezclamos todos los ingredientes y añadimos a esta ensalada la salsa resultante de la mahonesa con el yogour. Mezclamos bien y agregamos las aceitunas; adornamos por encima con las tiras del pimiento morrón. Tapamos la ensalada, que metemos en la nevera para que a la hora de comer esté bien fresquita. ¡Repetiréis, seguro!

Potaje de garbanzos con arroz

003

Receta de Garbanzos con arroz. Foto: Bárbara.

Aunque es un potaje y estos suelen ser más propios del invierno, este en concreto a mí me encanta tanto frío como caliente y, de un día para otro, también está muy bien. Francisco Grande Covián, el conocidísimo médico y nutricionista, cantaba las excelencias de esta legumbre y decía que deberíamos comer, al día, al menos un puñado de ellos. Dicho este añadiré que, al no llevar nada de grasa animal, es además sanísimo. Y como se dice vulgarmente, fácil, bonito y barato.

Ingredientes: Arroz de grano redondo, garbanzos (los de bote nos facilitan mucho el trabajo),  1 cebolla, tomate frito, un puñado de albahaca (si es fresca mejor), aceite de oliva virgen extra y sal. Casi nunca pongo las cantidades, ya que estas dependerán del número de comensales, pero, a modo orientativo para cuatro, pongo un bote grande de garbanzos.

Lavamos bien los garbanzos para quitarle todo el caldo de la conserva. Hacemos un arroz blanco, hervido con sal. Mientras se hace, freímos la cebolla con un poco de aceite de oliva virgen extra y añadimos 2 cucharadas de tomate frito. Añadimos este sofrito a una cazuela; agregamos el arroz con parte del agua de la cocción, los garbanzos y finalmente bastante cantidad de albahaca picada. Esta última le aporta mucha frescura. En caso de no tener albahaca fresca se sustituye por seca y el resultado es también muy bueno. Como veis, al hacer la foto aún no había añadido la albahaca; un fallo tonto.

Migas

003

Receta y fotografía: Bárbara

Las migas se suelen comer en invierno y aquí sobre todo los días de lluvia; esto último no he sabido nunca muy bien el porqué, pero así es. De todas maneras hoy me apetecían y las he hecho. Cuando llueve, se dice: Hace un día de migas. A lo mejor es que en esos días uno se reúne con los suyos alrededor de una buena mesa. Comer es siempre sinónimo de compartir, de charla y de posterior tertulia  Yo pongo la receta que hago, pero en cada lugar tienen sus variantes, de modo que hay quien le añade además huevos fritos. El embutido que acompaña a las migas puede ser el que más nos guste; hay personas que le ponen panceta e incluso cebolla picada o bien las acompañan con uvas como hacen en Aragón.

Ingredientes: 1 paquete de sémola de trigo duro (las cantidades dependerán del número de comensales), embutido fresco, que puede ser: chorizo picante, butifarra blanca, morcilla, chorizo criollo… y 2 dientes de ajo, agua y aceite.

En una sartén ponemos el embutido que queramos y 2 dientes de ajo enteros, con un poco de aceite, ya que el embutido soltará parte de su grasa. Reservamos y en la misma sartén con su aceite ponemos una cucharada de sémola de trigo para migas con agua y removemos. Cuando empiece a hervir,  añadimos el resto de la sémola de trigo y vamos removiendo durante un cuarto de hora o veinte minutos hasta que las migas estén doradas. Después añadimos el embutido troceado y ya está. Acompañado con un buen vino tinto es un plato contundente para los días fríos de invierno.

 

Bizcocho de pasas

001

Receta y fotografía: Aurelio Serrano Ortiz

Está claro que a muchas personas que antes del confinamiento por el coronavirus no se les podía llamar “cocinillas” se han enganchado al arte culinario. Véase aquí un ejemplo. A Aurelio le dio por la repostería y he aquí el resultado: un buenísimo y esponjoso bizcocho de pasas. Ya lo decía mi abuela, que era muy refranera: no hay mal que por bien no venga. Esto dicho así puede quedar muy frívolo, nada más lejos de mi intención. Esta pandemia que estamos pasando y sufriendo en todo el mundo es algo terrible que tardaremos mucho en superar. No obstante la vida sigue, aunque nuestro recuerdo estará siempre con los que han sufrido y seguirán sufriendo.

Ingredientes:

5 huevos, 300 gr. de harina, 300 gr. de mantequilla, 250 gr. de azúcar glass, 100 gr. de pasas de Corinto y 10 de levadura en polvo.

Juntamos el azúcar con la mantequilla en un bol con las manos hasta obtener una crema homogénea. Añadimos a esto las yemas de los huevos y reservamos las claras. Añadimos a la crema anterior la harina y la levadura tamizadas. Trabajamos hasta obtener una masa sin grumos. Después añadimos las claras montadas a punto de nieve. Mezclamos hasta conseguir una masa algo esponjosa. Engrasamos un molde con mantequilla derretida y luego un poco de harina para que no se pegue el bizcocho al desmoldarlo. Vertemos la masa en el molde y agregamos las pasas de forma homogénea. Calentamos el horno a 220 e introducimos el molde. A los diez minutos y tras formarse una costra en la superficie, haz una incisión. Bajamos la temperatura a 180 grados y dejamos durante 50 minutos. Desmoldamos y dejamos que se enfríe fuera del molde por lo menos durante tres horas antes de consumir.