La catedral de Astorga

IMG_9804.JPG

IMG_9806.JPG

IMG_9807.JPG

La portada barroca de la catedral de Astorga es, a la vista está, un encaje precioso en donde se entrelazan distintos motivos florales, religiosos y elementos puramente decorativos. En el Barroco, el vacío naufraga; todo espacio por pequeño que sea se puebla de ornamentación. El tiempo, por otra parte, ha jugado un papel muy curioso dado que , justo al lado y casi de la mano, se encuentra el palacio episcopal con las almenas gaudianas lo que da como resultado un conjunto ciertamente surrealista, pero asombroso.

Fotos: Bárbara

Comenzado el Año Nuevo

IMG_9873.JPG

IMG_9874.JPG

IMG_9893.JPG

Comenzado 2017, ahora que el frío reina por todas partes, nada mejor que unas imágenes floridas que nos conduzcan, aunque sea por unos instantes, a la primavera que antes de que nos demos cuenta ya estará llamando a nuestras puertas. Estas las tomé en León, donde he visto los balcones más bonitos y más cuajados de flores con una armonía tonal muy bella.

Fotos: Bárbara.

Felices Fiestas a todos

img_0121

Foto: Bárbara

En mi nombre y en el de La Estirga os deseamos una muy Feliz Navidad y unas fiestas llenas de buenos deseos. Yo solo pido uno: Paz  para todos esos territorios donde la guerra continua.

La Casa Museo del Dante

florencia 198.JPG

Casa Museo del Dante (Florencia). Foto: Bárbara

florencia-200

Casa Museo del Dante (Florencia). Foto: Bárbara

Tengo que volver a Florencia porque todavía tengo mucho que ver y respirar del Oltrarno. Detesto ir corriendo de un lado a otro; me gusta sentarme y sentir el ritmo, el pulso de las ciudades. Florencia, curiosamente, me pareció desde el principio un lugar conocido aún no habiendo estado antes. fue como volver a casa. Esa sensación extraña no me abandonó durante toda la estancia que hubiera deseado fuese más larga.

Dragones y paraguas

128.JPG

 

126.JPG131.JPG

 

Pasear por las Ramblas de Barcelona siempre es una delicia; ese eje principal de la ciudad está llena de gentes que van y vienen en su hacer cotidiano y en el discurrir indolente de los visitantes que se toman su tiempo en degustar una de las ciudades más cosmopolitas de Europa. En uno de esos paseos me llamó la atención esa curiosa simbiosis en esa fachada entre los paraguas y el dragón que justo en la esquina domina, desde su posición privilegiada, esa marea humana, tan variopinta, que discurre hacia el mar.Reconozco mi ignorancia ante ese edificio tan singular e imaginé que podía ser una tienda de paraguas o algo similar. No sé nada referente a ese edificio ni a su actividad pero en el fondo es igual, lo que sea permanece en mi retina y en el recuerdo.

Fotos: Bárbara

Vidrieras de la Sagrada Familia

129.JPG

Vidrieras de La Sagrada Familia. Foto: Bárbara

126.JPG

Vidrieras de La Sagrada Familia. Foto: Bárbara

Las vidrieras de La Sagrada Familia, como las de las catedrales góticas o las de sencillas iglesias como las que hiciera Matisse en Saint-Paul-de-Vence, en la capilla del Rosario, juegan con la luz de una manera tal que nos sobrecoge y emociona. La luz, elemento fundamental para los pintores de todos los tiempos, se vuelve obsesión para los pintores impresionistas como Renoir, que buscan en la Provence la claridad del Mediterráneo. Pero no solo los impresionistas, Picasso, Cézanne, Matisse y un largo etc. de artistas, como Cocteau, abandonan París para instalarse en la Costa Azul (Antibes, Aix-en-Provence, Mugins, Niza…) que los acoge y los seduce con esa luz y esos colores bañados por el mar.

El apóstol Santiago y el camino

 

IMG_9738.JPG

Talla del apóstol Santiago (detalle). Foto: Bárbara

IMG_9736.JPG

Talla del apóstol Santiago. Foto: Bárbara

IMG_9739.JPG

Talla del apóstol Santiago (detalle). Foto. Bárbara

Dentro del Palacio Episcopal de Astorga, que ya vimos realizara Gaudí, y dentro de una de las salas de la planta baja se encuentran varias tallas del apóstol Santiago, algunas tan curiosas como esa en la que está a lomos de un burro, talla policromada en la que el santo viajero muestra en su rostro unas mejillas encendidas de rojo carmín. La posterior, en piedra, parece más seria y sobria, más en concordancia con el personaje. Astorga es un lugar importante en el camino de Santiago y su belleza se merece una parada sosegada, sin prisas, para dar respiro al cuerpo y a la mente. De lo que no hay duda es de que el apóstol era un personaje popular, andariego y viajero al que los buenos aires del camino le proporcionaban un aspecto tan juvenil y sano y tan apetitoso como la manzana de Blancanieves.