Otro año más, Noa

20170424_121717

Foto: Bárbara

Otro año más, mi princesita. No sé si a estas horas estarás ya durmiendo o los nervios por el día de mañana te impiden dormir. En cualquier caso, que tengas dulces sueños y que las horas pasen volando para poder estar juntos disfrutando de tu compañía, risas y juegos. Y que en el año que estrenarás se cumplan todos tus deseos. Un beso grandísimo de tus abuelos.

¡Te pillé!

009

Foto: Bárbara

012

Foto: Bárbara

Yo estaba al acecho en el estanque y el pececillo rojo se me escapaba. La caída de una hoja, cualquier movimiento imperceptible y, plas, el puñetero se sumergía hasta el fondo raudo como una centella. Pero, como soy muy cabezota, me armé de paciencia y me senté a esperar, y me dije: ¡a ver quién puede más!. Y, cuando menos me lo esperaba, ¡lo pillé!; y ahí está la foto. Él, con cara de sorpresa y yo satisfecha.

 

Como un estallido de luz

 

 

146

Foto: Bárbara

Como ya dije, me ha tomado vacaciones blogueras y solo voy poniendo alguna foto que otra porque esto es como un venenillo y me cuesta desconectar del todo. ¡Quién me lo iba a decir!

 

 

 

 

 

B

Jazmín de la India

IMG_1883

Foto: Bárbara

 

IMG_1884

Foto: Bárbara

 

IMG_1886

Foto: Bárbara

La plumeria o vulgarmente conocida por el nombre de jazmín de la India le debe el nombre a Charles Plumier (1646-1704), misionero y botánico francés que trabajó en el Caribe. Es originaria del sur de México y de América Central y muy cultivada en todos los subtrópicos y trópicos del mundo. Se multiplica por esquejes. Debe ser que me enamoro de las plantas con el nombre de jazmín, como fue el caso de la ya, ahora, penúltima adquisición llamada jazmín de Madagascar; el caso es que con esta me pasó lo mismo: que en cuanto la vi me quedé bouche bée como dicen los franceses, es decir, con la boca abierta, ante la belleza de sus flores. Debe recibir luz durante varias horas al día, pero sin que le dé el sol directamente. Espero haber acertado con el sitio adecuado y poder disfrutar de ella durante tiempo.

La Taúlla de Julio Velandrino

001

002

003

004

005

006

007

008

Una muestra del menú degustación  del local que dirige Julio Velandrino en Espinardo a unos tres o cuatro kilómetros de Murcia capital. La Taúlla era una antigua fábrica de pimentón y el pimentón está presente en carteles antiguos y en los aperitivos, seis, que inician los seis platos que siguen más dos postres. La nouvelle cuisine tiene sus devotos y sus detractores. Sinceramente debo decir que el servicio era inmejorable, rápido, pero sin agobios innecesarios. Y que la experiencia gastronómica fue de sobresaliente. A los que opinan que las raciones de la nouvelle cuisine son pequeñas les diría que depende del número de platos y, en este caso concreto, eran más que suficientes y de elaboración magnífica. Pero lo mismo que defiendo esto, defiendo la cocina tradicional, que una cosa no quita a la otra. Un chuletón de Ávila y unas judías del Barco tomadas en el Palacio de los Velada de la capital abulense, como puse en su momento, también fue toda una fiesta gastronómica. Digo todo esto por que a muchos les gusta el todo o nada. Y yo pienso que a cada cual lo suyo.

Fotos: Aurelio Serrano García.