Archivos

La monstera

IMG_9426IMG_9425

Fotos Bárbara

Las monsteras se han utilizado como plantas ornamentales en interiores y como siempre me han gustado las he tenido en los distintos domicilios, pero desde que tengo un jardín con mayor motivo; da gusto verlas crecer a sus anchas, sin cortapisas, dejando pasar el aire por los orificios que, como ocelos de mariposas, cubren su superficie. ¡El día menos pensado inician el vuelo!

La hormiga

IMG_9424

Foto Bárbara

Los insectos en el jardín son la imagen viva de la vida, el termómetro de cómo van las cosas en el espacio que dedicamos a las plantas en nuestras casas. Durante los últimos años, con la casi desaparición de las abejas, se demostró que algo no funcionaba bien; el abuso de los pesticidas hizo peligrar el equilibrio que debe haber en la naturaleza por nuestro propia supervivencia. A ver si no hacemos el tonto como sociedad y protegemos el medio ambiente.

La rosa y la bignonia

022009

Foto Bárbara

Un año más la bignonia y el rosal rojo, que ha crecido mucho, se unen en lo alto para deleite de los ojos; el rosal aporta el perfume del que la bignonia carece, si fuera al revés sería todo un lujo por la cantidad de flores que esta tiene. ¡Tampoco me puedo quejar ya que la rosa huele como las rosas de antes!

De color azafrán

001002003

Fotografías Noa Serrano Plaza

La mirada de Noa, desde el santuario de la Fuensanta, captó la rosa en primer término y la ciudad de Murcia, que se extiende a sus pies a lo largo y ancho del valle. La visión de mi nieta, tan joven, le augura una buena percepción de lo que debe tener la fotografía: captar la esencia de las cosas desde la mejor subjetividad.

Diminutas

018017

Fotos Bárbara

Esta planta carnosa tiene unas flores diminutas en color amarillo con forma de farolillo que, al volver de vacaciones estaban llenas de polvo; sus hojas presentaban un aspecto penoso, pero nada que un buen riego no pudiese remediar. Las vi por primera vez en un chino, de esos que venden de todo y me gustaron tanto que las tuve que comprar. No sé cual es su nombre, pero no importa forman ya parte de mi jardín.

Verde tierno…

IMG_2101

Foto Bárbara

Sobre lo viejo, el verde tierno de las nuevas hojas de la hiedra es la evidencia de que sigue vivita y coleando; la pobre sufrió mucho este verano por el tremendo calor, pero ahora la cantidad de hojas nuevas muestra todo el vigor y la fuerza que tiene. ¡Y estamos en otoño!

El otoño

IMG_1318IMG_1319

Fotos Bárbara

La gama de ocres, verdes, dorados del otoño, al contrario de lo que pudiera parecer, para mí son cálidos y muy hermosos y antes, justo en ese momento en que las ramas se queden desnudas, de ese estriptis arbóreo, la naturaleza nos brinda un colorido extraordinario. Se nota que es mi estación preferida y que disfruto de los árboles que delante de casa me anuncia todas las mañanas que, si todo va bien dejaremos, por fin, de pasar tanto calor.

La bignonia

IMG_2137

Foto Bárbara

El jardín está invadido por la bignonia que cada año es generosa y sorprendente por la abundancia de flores. «La grannonia» como la llamaba un amigo, es así y cada floración es más abundante que la anterior; desde que la plantamos hace años nunca a dejado de alegrarnos los otoños porque, curiosamente, en casa florece en otoño y no en pleno verano como en otros lugares, creo que debe ser porqué como aquí los veranos son tan calurosos se reserva para tiempos mejores… es un decir claro. Sea como sea, se puede decir que va a su aire.

El rosal y las hormigas

003004

Fotos Bárbara

He rescatado estas fotos de un verano, pasado, en el que las hormigas hicieron de las suyas que, por otra parte ,es lo que deben hacer. Ahora, el rosal amarillo está aletargado, no da señales de vida; al contrario que este y el rojo, que está en la segunda floración del año.

Cuatro gotas

IMG_1518IMG_1517IMG_1516

Fotos Bárbara

Llevamos esperando la lluvia, que nos vienen anunciando, desde hace días y hoy ha caído un poco, tan poco que nos dejado con la miel en los labios. Mañana puede ser que tengamos más suerte aunque tampoco queremos esas trombas de agua que tanto daño está haciendo por otros lugares. Hay un refrán muy español que dice que nunca llueve a gusto de todos, pues debe ser eso, pero la tierra cada vez está más seca y sin agua no hay vida. La higuera se quedó así con las cuatro gotas que solo lavaron las hojas. No perdamos la esperanza.