Caballitos de mar o hippocampus

14

Como los camaleones, los caballitos de mar cambian de color

8

Un caballo de mar pariendo

3

Como una parejita dando un paseo

12

Por la forma del abdomen parece un macho, el de la hembra es puntiagudo. El colorido es fabuloso.

Ahora que la palabra de moda es “fluir” y que se utiliza para todo, pues yo también fluyo y me dejo ir por el tema de los océanos. Y es aquí donde se encuentran estas otras criaturas maravillosas y bellas hasta lo impensable. En lagunas grandes de agua salada como el Mar Menor había caballitos y tuvimos uno en casa precioso disecado, que olía a pescado y a mar y que un día, ante nuestro horror, se comió la perra que entonces teníamos.

La mitología contribuye a convertir al hipocampo en uno de los más curiosos animales que existen. Su alimentación se basa en plancton y en pequeños crustáceos que ingieren enteros, ya que carecen de dientes, aspirándolos y tragándolos enteros. Su cola es prensil lo que les permite aferrarse a la vegetación marina, enroscándola a ella. Otra singularidad es que poseen en sus cabezas unos relieves llamados coronas y que son únicas en cada ejemplar. Pero lo más curioso y sorprendente es que son los machos los que se quedan preñados y paren. Tras la danza ritual de apareamiento, los hipocampos cambian de color para poder ocultarse buscando la intimidad. Y es entonces cuando la hembra deposita los huevos en el torso del macho, donde tiene una bolsa incubadora, tras haberse ambos enroscado.

Plinio el Viejo  les atribuía propiedades curativas en su Historia Natural y los chinos afrodisíacas.

 

8 pensamientos en “Caballitos de mar o hippocampus

    • Me gusta tu palabra de moda! La mía no es “panta rhei” (todo fluye) que dijo Heráclito, el filosofo griego; lo dije de forma irónica porque ahora todo el mundo la utiliza venga a cuenta o no. La mía sería empatía , me gusta la gente empática que sabe ponerse en el lugar del otro. por eso, descuida no tengo intención de resbalarme…
      Muchísimas gracias por tu comentario y por visitar este blog! Un gran abrazo.

    • Sí que son preciosas, me encanta todo lo que venga del mar… hasta los erizos, las lapas, los cangrejos, y no digamos los gambones, los langostinos… que están buenísimos además!
      Gracias Ashley!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s