La higuera

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

Me han regalado esta higuera verdal, esa que da higos y no brevas, y desde que llegó no paro de mirar los higos, que se asoman por la ventana del comedor; por la noche, con la fresca -es un decir-, desde la tumbona la observo y me siento como una niña con zapatos nuevos. Los árboles, esos seres vivos que nos acompañan, son el mejor regalo que una puede recibir.

13 pensamientos en “La higuera

  1. Tienes toda la razón, Bárbara. Como la artista que eres, captas la belleza y la importancia de aquellas cosas que Dios nos ha dado y que la mayoría somos demasiado ciegos para valorar ¡Enhorabuena!

  2. Bárbara, querida… ¡Qué preciosidad! Desde luego es para estar contemplando esa belleza inmensa que regala la naturaleza. Hasta el calor se disipa…
    Disfruta ese magnífico regalo.
    P.D. Tengo que añadir -sin segundas intenciones, por supuesto- que me gustan los higos y no las brevas.

  3. Una higuera!!!!! que suerte… recuerdo de niña en un pueblecito de veraneo mi madre y yo nos levántámos prontito y teniamos una hermosa higuera muy cerca, ibamos con pan y agua (no vino ya que yo era pequeña) y allí desayunábamos ufff … que placer. Ya me dirás en septiembre como está y si no estás muy lejos… te acompaño en los desayunos!!!!!

    • Esos momentos tan placenteros de la infancia no se olvidan ni el olor de la higuera ni el calor del verano… Sería estupendo poder compartirlos, un auténtico placer y un gustazo conocerte… Cuándo quieras, querida Rosa!!!
      Un abrazo bien grande!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s