Lobo Lunar

Lobo Lunar

Lobo Lunar

Lobo sintió que, por momentos, se le iba ablandando el cerebro, que no el corazón; se sabía ser pensante  anarquista, por tanto perfectamente capacitado para la reflexión, y aunque de perfil se palpó la grasa visceral, pensó que los juegos de asociaciones le funcionaban, de momento. Aun así se sintió andropáusico abrumado por la disminución de los estrógenos y  pensó en las placas de adipocitos, en los ateromas que obstruían sus arterias… El reloj de cuco dio las tres y la lechuza en su nido en aquel claro del bosque hizo “chut”. Una idea se iba abriendo paso en su cerebro acorchado: que, como ser pensante, un exceso de razonamiento no le tenía por qué perjudicar su cerco a las caperucitas.

6 pensamientos en “Lobo Lunar

  1. Pobre lobo… le entiendo, cuando nos van pasando los años y vemos perder parte de nuestros elementos fésicos, es muy triste.Yo no soy anarquista, pero me gusta respetar todas las ideas especialemente de religión y como es normal deseo me respeten a la vez. Tengo un reloj cuco.
    Me encanta la foto.

    • Este lobo es un personaje atípico, un poco loco y un mucho extravagante… al no ser un ser social, él no respeta nada.
      Totalmente de acuerdo: el respeto es sagrado. Me encantan los relojes de cuco!
      Muchas gracias, Rosa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s