Henri Rousseau II

Henri Rousseau

Henri Rousseau : “Combate de un tigre y un búfalo”. 1891. Óleo sobre lienzo, 46 x 55. Hermitage Museum.

 

Henri Rousseau : "Los flamencos".Óleo sobre lienzo, 114 x 163. Colección privada.

Henri Rousseau : “Los flamencos”. Óleo sobre lienzo, 114 x 163. Colección privada.

 

Enri Rousseau :"Autoretrato" . 1903. Óleo sobre lienzo. 23 x 19. Museo Picasso (París)

Enri Rousseau :”Autorretrato” . 1903. Óleo sobre lienzo. 23 x 19. Museo Picasso (París)

 

Rousseau (1844-1910)  vivió durante años de su trabajo en servicios de inspección aduanera, de ahí su apodo, pero a partir de 1893 abandonó su trabajo para dedicarse por completo a la pintura, haciendo retratos y enseñando música y pintura en su academia, aun sin tener ninguna preparación académica; con dificultad e ignorado, incluso ridiculizado por los críticos, se fue abriendo camino con un estilo puramente ingenuista, de representación detallista y unos colores al servicio de un lirismo poético muy personal. Desde 1905 crea sus extraordinarias escenas selváticas con fieras y una vegetación exuberante con flores y plantas imaginarias en un ambiente fabuloso poco cercano a la realidad. Su realidad soñada es la misma que alentó el arte de Chagall; se trata de un mundo ingenuo, naïf donde lo alegórico se combina con su esfuerzo para que sus obras sean reales por su minuciosidad; de hecho su realidad quería que fuera “vista” “presencial, cuando lo que consigue es que sea cada vez más visionaria. Admirado como revolucionario por los cubistas, su camino lleva a la pintura naïf a su más alta cota; lo onírico lo hermana con los surrealistas de forma inequívoca.

6 pensamientos en “Henri Rousseau II

  1. Su rostro no parece encajar con los cuadros (parece más adusto y serio), pero me sigue gustando mucho su pintura

    • Pocas veces el rostro coincide con la idea que nos hacemos de los autores. Tiene un poco pinta de bruto -con todo el respeto del mundo-. Es un pintor tan diferente a todos…, celebro que te guste.

  2. Me encanta ese tigre, Bárbara.
    Gracias por estos apuntes, siempre instructivos y sugerentes.
    Creo que el ingenuismo de Rousseau transmite paz. Algo así como la idea de que las cosas no tienen por qué ser tan complicadas como a veces nos empeñamos en que sean. Hasta el ataque del tigre al búfalo queda despojado de toda violencia y pasa a ser una hermosa y serena representación de la naturaleza exuberante.
    Saludos.

    • Ese tigre parece manso como un corderito y más parece que estuvieran jugando en esa jungla ideal. Totalmente de acuerdo contigo, no hay nada que no respire paz.
      Muchas gracias !!!
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s