Picasso: Acróbata y joven arlequín

Picasso: Acróbata y joven arlequín.

Picasso: “Acróbata y joven arlequín.” París 1905. Gouache sobre cartón. 105  x 76. Propiedad privada.

 

 

Reproducida en el periódico “La plume” el 15 de mayo de 1905, esta obra realizada en gouache sobre cartón de Picasso fue confiscada por los nazis en 1937 y puesta a la venta en Lucerna en la Galería Fischer el 30 de junio del 39 en la subasta:  “Vente de tableaux et sculptures de maîtres modernes provenant des musées allemands”.

En 1905 el “periodo azul” ha concluido, el color va imponiéndose, tímidamente al principio, en tonalidades más ricas y variadas. Las figuras son dibujadas con gran precisión y notable es la atención que Picasso pone en las manos, alargando los dedos a la manera de los primitivos catalanes; sus manos son expresivas y se diría que transmiten sentimientos, como si ellas hablaran. En esta obra en concreto no se aprecia ese carácter expresivo de la manos, como es evidente en “El guitarrista ciego” y “La muchacha de la corneja” por ejemplo, de modo que, si rastreamos, se puede ver que es un rasgo común en ambos periodos, general en toda la pintura española.

4 pensamientos en “Picasso: Acróbata y joven arlequín

  1. Aunque sea repetir siempre lo mismo, muchísimas gracias por el cuadro y la lección, Bárbara: ¡nos impartes un verdadero master de pintura!
    Me llama la atención la tristeza que en estos cuadros de la época azul emana siempre de los rostros; casi me causa frialdad en el corazón (si no suena cursi el decirlo .-))

    • ¡Te vuelvo a decir que me sacas los colores!
      No, no suena nada cursi, conseguir plasmar eso y como consecuencia provocar esos sentimientos es lo que pretendía Picasso, de modo que objetivo cumplido; no es casualidad. Luego él renegó, en cierto modo, de lo que llamó “dramatismo”.

  2. Les mains et l’étrange posture des corps, qui contredit l’habit,, qui prolonge le dialogue de chacun avec lui-même, côte à côte mais seuls, chacun semblant appeler l’autre et se retenant…

    • Oui, c’est la solitud, la douler, la maladie cellles qui habitent les toiles de cette époque et certainement ici chacun est plus seul parce qu’ils n’ est la partagent pas… c’est la pire solitude!
      Merci belle Phédrienne pour tes commentaires précis et directes!
      Bisous.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s