Tiziano: “La Venus de Urbino”

Tiziano: "La Venus de Urbino". Óleo sobre lienzo. 119 X 165 cm. Galleria degli Uffizi, Florencia.

Tiziano: “La Venus de Urbino”. Óleo sobre lienzo. 119 X 165 cm. 1538. Galleria degli Uffizi, Florencia.

 

Este cuadro de Tiziano es uno de los desnudos más famosos y conocidos del mundo de la pintura. Fue un encargo hecho por el duque de Urbino; se desconoce el nombre de la modelo, aunque se piensa que pudo ser una joven que vivía en el Biri Grandi veneciano, cerca de la casa del pintor que también posó en otras de sus obras, “Muchacha con pelliza” y “la Bella”.

Tiziano Vecellio nació en Pieve di Cadore en los Alpes dolomíticos; siendo muy joven, su padre, notario del pueblo, viendo su aptitud para la pintura, lo envía a estudiar a Venecia con los hermanos Bellini y Giorgione. En Venecia se consagra como maestro con una obra para el Palacio Ducal y el retablo de “La asunción” para la iglesia de Santa María Gloriosa dei Frari. Trabaja para las cortes de Ferrara y Mantua.  El emperador Carlos V, al que pintó en un soberbio cuadro ecuestre, hoy en el Museo del Prado, le concedió los títulos de conde palatino y caballero de la Espuela de Oro. Es invitado por el Papa a Roma donde estudia el manierismo de Miguel Ángel. En la corte de los Augsburgo realiza retratos de la familia real. Felipe II se convierte en su mejor cliente. Muere en Venecia en agosto de 1576.

En esta obra Tiziano combina de forma magistral los tonos cálidos con los fríos, consiguiendo una atmósfera sensual donde las sombras y las luces producen contrastes con pinceladas cortas y ágiles en zonas importantes y largas, como en la figura de la criada, en segundo plano. El sutil pincel del maestro siempre se distingue por estar levemente cargado, lo cual le permite administrar la pintura para conseguir delicadas texturas, como el rosado maquillaje de las mejillas o el efecto sedoso del cabello, por poner unos ejemplos…

“La Venus de Urbino” tiene sin duda un marcado contenido erótico y sensual con una localizada luz dorada que se extiende por el cuerpo de la joven en actitud laxa y por las sábanas, donde además descansa un pequeño perro apenas esbozado. Así mismo su mirada, directa al espectador, es provocadora, nada recatada.

9 pensamientos en “Tiziano: “La Venus de Urbino”

    • ¡Casi genio por metro cuadrado! Ahora es una época de secano, mediocre, gris… donde además no existen los Medici,los Borgia, los Urbino, maquiavélicos y pérfidos ellos, pero grandes mecenas junto con el capital mecenazgo que ejerció el papado… en fin es lo que hay.

  1. Me encanta este cuadro. Yo creo que puede ser también la misma modelo que la Magdalena penitente, ya que a ambas -sea diosa o sea personaje bíblico- las dota de una maravillosa sensualidad.
    Y sí, yo también estoy de acuerdo en que pasamos por una época de demasiada mediocridad artística.
    Besos y versos.

    • Pocas veces la carnalidad es tan real; es asombroso Tiziano! Realmente parece ser la misma, aunque no lo sé; tienes razón, en la Magdalena penitente, resume en ella su condición sensual con el dolor, la devoción, pero no solo en el rostro, el pelo largo es de una suavidad casi tangible… los senos desnudos hablan de esa dualidad pasmosa ¡qué pincelada la de Tiziano!
      Muchas gracias, Chelo por tus comentarios sensibles e inteligentes.
      Besos… ¿de jueves ya?

  2. Joli temps où les douces rondeurs, loin d’être fustigées, étaient synonyme de joliesse et de sensualité. Pose alanguie et carnation raffinée, qui a dit que les anciens ne savaient pas vivre ?

  3. Un prodigio de pintura, ante la cual surgen las preguntas. Esa apertura en la representación de lo erótico. El perrito que duerme. La mano juguetona. La mirada desafiante. La mujer, al fondo, que busca en el baúl, ¿qué es lo que busca? Y se podría seguir…
    Un saludo cordial

    • Totalmente de acuerdo contigo, es tan extraordinorio que deja abiertos muchos interrogantes; creo recordar que la sirvienta arrodillada busca en el arcón un traje que sea del gusto de su señora, cortesana con todos los atributos bien definidos por el pintor; por su parte la sirvienta de pie lleva ya uno que se supone mostrará a esta… casi se podría fabular y escribir algo partiendo del cuadro…
      Muchas gracias por tu comentario.
      Otro muy cordial para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s