Picasso en Vauvenarges

Picasso y Jacqueline. Foto de D. Duncan

Picasso y Jacqueline. Foto de D. Duncan

 

Picasso y su última mujer Jacqueline en un salón de su residencia, el castillo de Vauvenarges, a donde se trasladaron a vivir en 1959.  A partir de entonces se acaba la vida social del pintor y la vida se torna solitaria, centrada casi exclusivamente en el trabajo: todo el castillo, situado en un lugar apartado, se convierte en estudio. Su labor se centra en su modelo: Jacqueline. Mas adelante se mudan a Notre Dame de Vie , su última morada; en 1962 Picasso pinta 70 veces a su mujer, al año siguiente 160 veces. La foto refleja una escena doméstica y cotidiana donde llaman la atención los pantalones a rayas de un Picasso anciano, que viste como un chaval.

2 pensamientos en “Picasso en Vauvenarges

  1. Entrañable foto. Lo que me llama la atención son los gigantescos platos que Picasso y Jaqueline tienen delante. Puede caber en cada uno una paella para 4 personas, ¿no?

    • ¡Hay, que triperillos somos!!! Jajaja… caber cabe, eso salta a la vista… en qué estarías tú pensando! A lo mejor también lo pensaba él mientras ella, con cara de cansancio, llevándose la mano a la cara no parece estar por la labor de prepararla; Picasso frecuentaba en París un restaurante “El catalán”, muy bueno, donde se debía resarcir de la morriña culinaria española…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s