Toulouse-Lautrec

Toulouse-Lautrec, "Yvette saludando al público". Museo de Albi.

Toulouse-Lautrec, “Yvette saludando al público”. Museo de Albi. Francia.

 

 

El aristócrata Henri de Toulouse-Lautrec retrató como nadie el París de la belle  époque; sus temas fueron las carreras de caballos, las bailarinas del can-can del Moulin Rouge, las del café-concert, el mundo del circo y el ambiente de los burdeles y la vida nocturna de los elegantes. Admirador de Degas, su pintura tiene su apogeo alrededor de 1895. Fue el poeta y chansonnier Aristide Bruant, que cantaba en el cabaret “Le Mirliton”, quien le introduce en la vida nocturna de Montmartre; luego se hizo asiduo del Moulin Rouge, que inmortalizó en varias obras y carteles. Para las bailarinas Jane Avril, May Belfort, May Milton e Yvette Guilbert realizó una serie de carteles fantásticos utilizando la litografía en colores, que revolucionó totalmente. A pesar de su corta vida, murió a los treinta y siete años, su obra es de importancia capital por su calidad y por retratar el París de fin de siglo; un solo cuadro como “La toilette” (Museo de Orsay) bastaría para situarlo entre los mejores de su generación de por sí brillantísima.

Genial este retrato de “Ivette saludando al público”, que no cesó de ovacionarla durante cincuenta años. Se encuentra en el Museo Toulouse-Lautrec de Albi, lugar de nacimiento del artista.

6 pensamientos en “Toulouse-Lautrec

      • Sí, el genial personaje de “Zorba el griego”, pero también me acuerdo del tango, aunque sea muy cruel -no menos que ese, por cierto-, “Esta noche me emborracho”:

        Sola, fané, descangayada, la vi esta madrugada
        salir de un cabaret, flaca, dos cuartos de cogote
        y una percha en el escote bajo la nuez,
        chueca, vestida de pebeta, teñida y coqueteando
        su desnudez, parecía un gallo desplumao
        mostrando al compadrear el cuero picoteao…

  1. ¡Ahí me tocas la fibra porteña-sentimental! Y cuantas noches oyendo a Carlitos Gardel…
    Brutal la letra y es que las del tango son de antología…
    Ahi va otra menorquina: “Y todo a media luz, el llum se va apaga, retrenta mil puñetas que molt que van xala…” que cantábamos en el “Tutufai” (225) del puerto de Maó, tomando menta con hielo… Caguin dena!!!

  2. Genial Toulouse-Latrec y genial el tango aunque, personalmente, éste me deja siempre un poso de tristeza pese a la belleza de la música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s