El Greco, precursor del impresionismo

El Greco, "La visión de San Juan". Fragmento.

El Greco, “La visión de San Juan”. Fragmento.

Se cumplen cuatrocientos años de la muerte de Dominikos Theotokopoulos,  llamado el Greco. El siete de abril de 1614, en Toledo, expira el pintor que nació en la isla de Creta, en la actual Heraklión. Aún ahora el Greco es un personaje del que se sabe más bien poco; con el paso del tiempo su pintura se ha ido revalorizando y hoy se le considera el precursor del realismo y del impresionismo. Cuando nace en Creta, esta isla pertenecía a la República veneciana, por lo que era lógico que, convertido en maestro pintor de iconos muy valorado por su dominio de la pintura bizantina, se trasladara a Venecia y porteriormente a Roma. En Venecia trabaja en el taller de Tiziano junto con Tintoretto y conoce al Veronés; allí bebió de las fuentes renacentistas, con especial predilección por el manierismo. En Roma consigue formar parte del grupo de artistas auspiciados por el cardenal Alejandro Farnesio. Cabe destacar el hecho extraordinario de pasar de la pintura posbizantina a  la pintura occidental, para llegar a convertirse en un  pintor renacentista italiano. De la escuela veneciana aprendió la técnica al óleo y la riqueza de luz y colorido, la  síntesis colorista peculiar que convierte su paleta en algo prodigioso; de Roma,  una concepción de la figura netamente manierista.

Este fragmento es rabiosamente actual y las figuras nos llevan a las bañistas de Cézanne, Matisse; el abandono de la proporción, el movimiento exacerbado, lo dramático en lugar de lo descriptivo, la idealización de las formas alargadas y la brillantez de sus colores hacen del Greco el mejor pintor del siglo XVII en España.

Esta obra se encuentra en  The Metropolitan Museum of Art, N.Y. 222,3 x 193 cm.

12 pensamientos en “El Greco, precursor del impresionismo

  1. El Greco es uno de mis pintores preferidos. Aún recuerdo la impresión que tuve cuando vi por primera vez en 1980 “El entierro del Conde de Orgaz” en Toledo. Mis hijos tuvieron la misma impresión en un viaje que hicieron ellos allí el año pasado. Y desde entonces mi pasión por sus cuadros no ha hecho más que acrecentarse. No me extraña que su genio haya sido fecundo en siglos posteriores. Muchísimas gracias por el cuadro y la lección.

    • No me extraña, es fantástico. Pero aún hoy es un personaje bastante enigmático. Y pienso que tiene una manera de tocar el color prodigiosa, no hay nadie que se le parezca; en las formas sí porque se han estudiado e imitado…
      Celebro que te guste. Un abrazo y feliz fin de semana.

  2. ¡Increíble el Griego!

    ¿Cómo ha podido estar tan poco valorado durante tanto tiempo? ¿Quizás precisamente por esa “modernidad” que vemos en este cuadro, por ejemplo -uno de los últimos que pintó-, y que llevó a su hijo Jorge Manuel a calificar de “solo bosquejado” en el inventario que hizo tras su muerte?

    • ¿Porque se saltaba las normas? Pues eso, para Felipe II lo primero era que el cuadro llevara a la oración… Uff, la Contrarreforma! Cézanne dejaba trozos de tela sin pintar… si como dice su hijo había trozos de esta obra en la que se veía la imprimación… caray qué moderno, el Greco!
      Probablemente en aquellos tiempos lo vieran abocetado… ¡pues vivan los bocetos!

  3. Más bien, la obra que ilustra tu entrada yo la pondría más cerca del expresionismo alemán de principios del siglo XX que del postimpresionismo de Cézanne, aunque esto es una “impresión” mía 😀
    Felipe II apreció grandemente su “Martirio de San Mauricio”, una obra artisticamente superior (y que quedó en su propiedad) pero que no cumplía la función que se necesitaba para el altar del monasterio de El Escorial.
    El que se fue cerrando caminos de éxito fue el propio Domenikos Theotocopoulos, que no debía ser un carácter precisamente fácil, pedía unos precios altísimos por sus obras y no hacía más que enredarse en pleitos que le restaban clientes potenciales. Pero su pintura, tan diferente, fue apreciada en su tiempo y más tarde. Sólo el neoclasicismo y la pintura académica del siglo XIX calificaron sus cuadros de mamarrachos. Pero eso también le pasó a Goya y a otros pintores.

    • Muchas gracias por tu interesante comentario. Los resucitados que aparecen detrás de San Juan dejan de ser realistas y se puede decir que son claramente expresionistas en cuanto pueden reflejar muy bien el mundo interior del artista; no obstante, creo que la influencia que tuvo en pintores, como muy bien dices, postimpresionistas e impresionistas (añado) no tiene por qué desdeñarse; en ese sentido, como pintora (solo cuarenta años, de nada), soy librepensadora en cuanto a las doctrinas oficiales…
      Pienso que el Greco y Felipe II no se entendieron nunca; cuando el rey encarga en 1580 la decoración de uno de los altares de la basílica del Escorial, la obra “El martirio de San Mauricio y la Legión Tebana” nunca se instaló por desagradar al monarca y en su lugar se pusieron obras de Rómulo Cincinato; lo mismo ocurrió con la “Alegoría de la Santa Liga” y el “Sueño de Felipe II”, que no cumplían las expectativas del monarca. Pienso que un artista “renacentista” en la rígida corte española no tenía mucho que hacer. Estoy de acuerdo en que despilfarraba el dinero en contratar músicos, por ejemplo, para que amenizaran sus comidas; ya digo, nada severo y parco… quizá fuera un “bon vivant”. Y ¿qué hacía un HUMANISTA -con mayúsculas- en esa corte pacata?
      Algunos autores consideran que no fue bien comprendido ni valorado en su momento; ahí ni salgo ni entro, porque en muchos casos así ha sido en todas las épocas con creadores que ahora nos parecen magníficos.
      Repito: gracias, comentarios así son un regalo; la discrepancia es buena y esclarecedora.

  4. Gracias por otro gran post, Barbara. Creo que la composición de los colores de la pintura es muy singular. En el Museo Metropolitano de Arte, zomede Me refiero a algunas de sus otras pinturas, experiencia emocionante ❤
    All the best,
    Hanna

    • Lo que más me gusta del Greco es cómo trabaja el color; su paleta es increíblemente hermosa; casi como los colores de los paisajes de Dinamarca que tan bien retratas.
      Muchas gracias, querida Hanna.
      all the best,
      y un gran abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s