Bacalao en salsa fricandó

Foto: Bárbara.

Foto: Bárbara.

En casa de mis abuelos había una cocinera que guisaba como los ángeles -es un decir, claro-, se llamaba Roseta y de entre todas las salsas que ella bordaba había una prodigiosa que hacía para el cordero y que yo utilizo como un comodín; es un todo terreno que se adapta igual de bien para una carne o un pescado; es la bendita salsa fricandó. El domingo pasado tenía previsto hacer un bacalao con salsa de tomate y sus pimientos correspondientes y entonces me di cuenta de que la salsa de tomate iba a quedar escasa; remedio: la salsa fricandó. Si hacen esta receta, ya me contarán…

Ingredientes:  Cuatro cucharadas de salsa de tomate, mejor si es casera y si no de bote, pero de calidad, un trozo hermoso por comensal de bacalao en su punto de sal,  1 cebolla, 1 cucharada colmada de harina, 1 vasito de vino blanco, pimientos rojos y verdes, aceite de oliva, y sal.

 Primer paso, cortar en trozos los pimientos limpios y secos; los freímos en un buen aceite de oliva virgen -el aceite es fundamental para cualquier buen frito- y los depositamos escurridos en una cazuela. Secamos bien los trozos de bacalao, los rebozamos con harina y los freímos en el mismo aceite de freír los pimientos; dejamos que el papel de cocina absorba todo el aceite posible y reservamos. Hacemos la salsa poniendo en otra cazuela la cebolla cortada menuda y rehogamos, añadimos la salsa de tomate y, cuando estén hechas, rehogamos la harina para que no quede cruda; vamos dando vueltas y, cuando se forme una masa espesa, añadimos agua y dejamos que hierva, añadimos sal y el vaso de vino blanco. Cuando la salsa tenga la consistencia necesaria, la vertemos sobre el bacalao y los pimientos. Dejamos a fuego lento y, cuando se mezclen todos los sabores, listo para comer. Una recomendación para cualquier pescado: no hay que hacerlo mucho, de modo que en la sartén deben estar poco tiempo. ¡Buen provecho!

19 pensamientos en “Bacalao en salsa fricandó

      • También a mi me encantan también los fados ¿Has oido a Teresa Salgueiro (ex cantante del grupo portugués Madredeus? Tiene una voz que a mí me pone la carne de gallina.

  1. Que gracia….Roseta…..era toda una institución….
    Se lo paso a mi madre que le hará mucha ilusión leerlo…
    Gracias por compartir estas deliciosas recetas!

  2. ¡Oh Roseta! Me parece que aún la estoy viendo. ¡Cómo se hacía querer y qué cariño tenía a toda la familia!

  3. Tiene razón Candide,yo puedo dar testimonio de ello ya que he “probado” las dos cosas.Da gustó ir a casa de Bárbara y Aurelio porque no es sólo un placer para los ojos sino también para el estomago.Así es que se entenderá mi interés en seguir con su amistad.Besitos salados.

    • ¡Y yo que creía que nuestra amistad era desinteresada! ¡Caray, Isabel!!!
      ¡Gracias, guapa por tus piropos y por pasarte por esta mesa virtual…ya sé, ya sé que prefieres la real… a ver si el tiempo se estabiliza un poco y atacamos esas chuletillas pendientes…
      Besitos con el recuerdo de aquel glorioso couscous en Montparnasse!!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s