El Rey Mono contra el Demonio de Hueso Blanco

Este libro editado en la República Popular China es una adaptación de la novela mitológica del siglo XVI “Peregrinación al oeste” de Wu Cheng-en. Su protagonista es el Rey Mono, personaje heroico de los más queridos de la tradición china. Fue enterrado por el Buda y quinientos años más tarde asumió el budismo y acompañó al monje Tang en su peregrinación en busca de las escrituras búdicas. En el largo peregrinar venció a demonios y monstruos, realizando innumerables hazanas. El más temible de ellos, el Demonio de Hueso Blanco, quiso comerse al monje Tang, el cual fue salvado por el Rey Mono; no obstante, finalmente logró embaucarlo de tal manera que el monje expulsó a su fiel amigo; el Rey Mono era fiel y voluntarioso, y al cabo de mil aventuras consigue salvar al monje que había caído en manos del malvado demonio. El Rey Mono era un simio, el demonio de Hueso Blanco es un cráneo, pero adopta, en esta versión, la forma de mujer, por ser esta astuta y taimada – en todas las culturas y religiones vemos que la mujer encarna el mal (¿Hasta cuándo?)-.

La moraleja de esta narración tradicional es que hay que distinguir entre lo verdadero de lo falso, lo correcto de lo erróneo y además que hay que luchar contra los demonios y exterminarlos.

Las ilustraciones de este libro, responden al estilo de dibujo tradicional chino y lo dotan de una belleza realmente nada sorprendente, porque la estética del arte chino es, de sobra lo sabemos, algo mágico y casi irreal por su perfección.

El libro es de Ediciones en Lenguas Extranjeras, Pekín, 1976. Adaptado por Wang Sing-pei, dibujos de  Chao Jung-pen y Chien Siao-tai.

Una de las ilustraciones.

Una de las ilustraciones maravillosas que aparecen en cada página

7 pensamientos en “El Rey Mono contra el Demonio de Hueso Blanco

  1. Este libro, Bárbara, es uno de los que llamo, quizás pretenciosamente, pequeñas joyas de nuestra biblioteca, y no por su encuadernación maravillosa ni por ser un ejemplar numerado de una pequeña tirada para esos pocos que tienen, como se dice, un alto poder adquisitivo, sino por ser un libro humildemente publicado en la República Popular de China, hermosa y cuidadosamente ilustrado.
    Un besazo.

    • Tienes toda la razón; es una preciosidad donde las ilustraciones, tan hermosas, nos acercan a esa cultura milenaria de la que sabemos tan poco. De cualquier manera la mitología, es curioso, reproduce en cualquier parte del mundo los mismos arquetipos… desde el matriarcado de la Diosa Blanca prehistórica -y mira que ha llovido desde entonces- la mujer es el modelo de todas las perversiones. Espero que tal como están las cosas, cambie el tercio y el matriarcado consiga arreglar y cambiar lo que el patriarcado ha conseguido en todos los terrenos… guerras, hambrunas, corrupción, violencia…
      Menos mal que tú y yo estamos en esa batalla de acuerdo.
      Un besazo de buenas noches.

  2. Totalmente de acuerdo, aunque a veces pienso si estoy a la altura de las circunstancias. Queda tanto por hacer y asumir…
    Otro de hasta mañana.

  3. ¡Te absuelvo totalmente!!! Es broma, querido Aurelio. Queda tanto por hacer y por asumir por parte de los individuos que forman la sociedad actual… cuando se habla, por ejemplo de violencia de género, se me revuelve el estómago… es violencia sexual; qué es ese aufemismo “de género”… simplemente no querer llamar a las cosas por su nombre. Y hasta que no consigamos que el hombre no considere a su compañera como algo que le pertenece… vamos mal.

  4. Gracias, pater(a). Y más aún porque no me has puesto penitencia.
    Una sola cosa más: ¡ayudad, a los que lo están intentando, a quitar de la educación que han recibido los privilegios de haber nacido hombres!
    Pas mal lo de género como dices: las personas tenemos sexo, lo de género es una cualidad gramatical de los sustantivos y los adjetivos.
    ¿Otro? Sí… Y grande.

  5. Muchísimas gracias, Bárbara, por traernos esta joya de Oriente. ¡Cuántos tesoros nos estamos perdiendo o no valorando suficientemente, por nuestro inveterado eurocentrismo!

    • ¿Será por que nos ha costado tanto ser europeos? siempre me ha chocado el hecho de que somos el país más forofo en relación a Europa, quizá influyeron los años de aislamiento de la dictadura… el libro es realmente bonito, fiel reflejo de esa cultura milenaria.
      Gracias a ti y buen lunes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s