Paul Cézanne: la pintura pensada

Cézanne: "Nayuraleza muerte con cesta", 1888-90. Museo D'Orsay.

Cézanne: “Naturaleza muerte con cesta”, 1888-90. Museo D’Orsay.

La vida de Cézanne, repartida fundamentalmente entre Aix en Provence y París, nos puede a simple vista parecer insulsa comparada con la de Gauguin o de van Gogh o con la idea que tenemos del pintor un tanto atormentado y salvaje. Su infancia y adolescencia en Aix, una ciudad provinciana en 1839, estará ligada a su obra hasta su muerte en 1906. El pintor nunca se llegó a encontrarse cómodo en los círculos artísticos de París. En Aix inicia sus estudios de pintura y allí los continúa en la academia Suisse y se aplica en la copia de los grandes maestros del Louvre.  Fue tertuliano del Café Guerbois al que asistían Manet, Pissarro, Renoir, Bazille… Su trayectoria en París no es fácil y su obra fue rechazada una y otra ven en El Salón de Otoño. El 1865 Manet había presentado en el Salón su Olimpia con un gran escándalo, Cezánne admiraba profundamente su obra y se nota su influencia en muchas de sus obras de ese periodo. En 1869 conoce a la que será su mujer, Hortense Fiquet, y madre de su único hijo Paul. Se refugia en L’Estaque, en la bahía de Marsella, durante el periodo que desemboca en la instauración de la III República. En esta estancia se percibe el comienzo de una nueva etapa: deja atrás el estilo romántico dando paso a la pintura de la reflexión. En Pantoise comienza a pintar muy unido a Pissarro al que considera su maestro. Vive con su familia una temporada en Auvers-sur-Oise en casa del doctor Gachet, quien más tarde acogerá a otro genio, Van Gogh; su paleta se aclara en los paisajes que pinta allí al aire libre. En París fracasa en las exposiciones en las que participa con los impresionistas, abandonando los círculos artísticos y manteniendo su amistad con Pissarro y con Zola. su amigo desde la infancia, a los que visita en Pantoise y en Médan. Continua pintando en L’Estaque. La ruptura con su entrañable amigo Zola se produce como consecuencia de la publicación de este de “L’Oeuvre”, una novela en la que Cézanne es el protagonista solapado en un pintor fracasado; Zola es ya un novelista afamado y curiosamente, a partir de ahí comienza el reconocimiento del pintor por los grandes del impresionismo y por parte de pintores más jóvenes, como Matisse. El pintor nunca perdonó a Zola. Cézanne ya es admitido en el Salón y la aparición de Vollard, el famoso galerista y marchante, admirador de su obra, lanza esta hacia lo más alto.

El pintor desde que dejara los postulados impresionista, aunque siguiera toda su vida pintando la naturaleza,  en la Provenza, va realizando un proceso lento de introspección, más propio de la labor de un arquitecto. Él aspira a realizar una obra digna de los museos; no es un vanguardista ni pretende una ruptura con la tradición si no dar un paso hacia adelante y lo consigue buscando la esencia de las cosas, no la superficie de ellas, Para Cézanne la pintura era “un modo insustituible en la investigación de las estructuras profundas del ser, una búsqueda ontológica, una especie de filosofía”. Hoy es un maestro imprescindible para entender la pintura posterior, por ejemplo, en su serie de las bañistas la esquematización de los cuerpos, la inexistencia de perspectiva, ni  de leyes anatómicas y los rostros que miran directamente al espectador son como máscaras…  Matisse y Picasso, evidentemente le deben mucho; en cuanto a la deuda de los cubistas daría para mínimo para otro post. Vivió en soledad sus últimos años; en la actualidad en Les Lauves está su casa museo donde se guardan bocetos, dibujos y elementos que formaron parte de sus naturalezas muertas.

4 pensamientos en “Paul Cézanne: la pintura pensada

  1. Bonjour Barbara
    Merci pour ce partage savant et affectueux pour le peintre. J’avoue que je ne le connais pas bien, n’ayant pas forcément été « captée » par sa matière, mais parfois, ça se joue sur un rien (comme une très mauvaise lumière dans le couloir d’un musée). Ton billet me donne envie d’en voir plus. Mais ce qui me frappe aussi, pour l’avoir si souvent rencontré sur ces chemins de création, c’est l’incompréhension, la solitude. La trahison aussi, parfois ; le parcours de ces gens de talent, homme et femme confondus étant souvent et heureusement accompagnés quand même d’une étoile, le plus souvent solitaire, qui reste collée à leur trace (un mécène, une égérie, un inconditionnel). Fous que nous sommes, nous qui ne savons jamais faire confiance à nos yeux et à notre cœur, et préférons attendre l’estampille du temps, le baptême solennel d’une poignée d’érudits pour découvrir enfin la beauté d’une œuvre qui parfois se fait à quelques pas de nous ! Mais c’est toute la beauté majestueuse de l’art, auquel je refuse la majuscule pour ma part, le préférant libre, bohême, passionnel et viscéral. Et puis, il est des peintures qui tels des mets gourmands, demandent un temps, une revisite, une maturation pour donner tout leur suc, tout leur parfum à côté de choses qui vous aveuglent ! Je pense que Cézanne est de ceux-là, sa matière est plus nuancée, introspective et subtile, ça demande d’y revenir…

    • Bonne soirée, Phédrienne
      Je suis heureuse d’avoir ta plume ici, tes beaux commentaires saches, intelligents qui vont droit au coeur, qui touchent toujours la question principal, ici la beauté par soi même, sans besoin d’érudites. L’oeuvre de Cézanne mérite d’une revision calme, douce et après: profiter de “leur suc et tout leur parfum…”!!!
      Il vit tout ça: l’incompréhension, la solitude et la trahison; mais aussi le plaisir de la peinture; il vit passionnément.
      Mille fois merci, chère Colette.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s