Paseando por el Louvre: La venus de Milo

Venus de Milo. Museo del Louvre.

Venus de Milo. Museo del Louvre.  Foto: Bárbara.

La diosa de la belleza y del amor, la Venus de Milo, pertenece al periodo helenistico de la escultura griega. Esculpida alrededor de los años 130 y 100 a. C. en mármol, de autor desconocido, fue encontrada por un campesino en Milo (Islas Cícladas). Un navegante francés la compró en Turquía para su gobierno en 1820, después de algunas dificultades y diversas vicisitudes.  La escultura, de 112 cm. de alto, representa el canon de belleza clásico; el realismo la dota de una serena elegancia, a ello contribuye el drapeado de la prenda inferior que la cubre pudorosamente. El movimiento de la Venus se debe a la llamada curva praxiteliana que hace girar el cuerpo en forma de ese; levantando, en este caso, su hombro izquierdo, la cadera derecha y la pierna izquierda. Cuando una va paseando por las distintas galerías dedicadas al mundo griego y romano, y de pronto se la descubre ahí, como si nada, luciendo su belleza intemporal con una talla de mujer-mujer (nada de formas esqueléticas de pasarela), aparte de reverenciar al mundo clásico, padres de nuestra cultura, una se queda en paz simplemente admirando la belleza.

14 pensamientos en “Paseando por el Louvre: La venus de Milo

  1. La escultura es preciosa, Bárbara. Como muy bien dices, es una escultura de una mujer-mujer, no una “escoba vestida”, si me permites la expresión.

    Por otro lado, es una desgracia que estemos olvidando una de las columnas de nuestra cultura y civilización. ¡Cuánto tienen que decirnos, todavía, los filósofos y dramaturgos griegos, y los juristas romanos! Y todos los que a lo largo de los siglos han construido sobre esos pilares de la sabiduría (parafraseando a Lawrence de Arabia).

    También queremos negar la otra “pata”: la herencia judeo-cristiana. ¡Somos como Ícaro, pero sin ni siquiera tener alas!

    • Te permito, te permito, no faltaría más; `por cierto muy acertada.
      ¡Cuanta razón tienes! Ahora mismo saldría a la calle a pedir la inclusión del latín, el griego y la filosofía en los programas de estudio como obligatorias. Estamos perdiendo las raíces y descafeinándolo todo; creo que en algunas ciudades ya lo están pidiendo en las manifestaciones.
      La herencia judeo-cristiana está ahí. Somos el resultado de todo ese mestizaje. Un abrazo.

      • Yo siempre he pensado que se puede ser una persona culta (a lo mejor estoy diciendo una herejía) sin saber lo que es una raiz cuadrada o la estructura de un determinado hidrocarburo. En cambio, una persona que no sabe quien fue Kant, Picasso o Mozart, desde luego no.

  2. C’est amusant, elle m’a toujours fait un peu peur à moi, cette dame dont les abdominaux sont très martiaux et la pose conquérante ! Ou peut-être qu’elle est juste trop bien coiffée pour moi ( et mon esprit rebelle, tout comme ma chevelure indisciplinée) 🙂

  3. Para Joaquín
    Pienso lo mismo. La base humanística que teníamos los de nuestra quinta y la tuya, que eres más joven, ahora no se tiene. Y la verdad es que es una pena. Gracias por tus comentarios, Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s