Fouché, el genio tenebroso I

la-libertac-guidant-le-peuple

Delacroix: La Liberté guidant le peuple

Todos los amantes de la historia deberían leer “Instruction de Lyon” de Joseph Fouché. En un texto magnífico, Stefan Zweig, bajo el titulo de “Fouché el genio tenebroso”, nos disecciona al enigmático personaje que tan decisivamente participó en la política francesa en los años de la Revolución, del Directorio y del Imperio, nacido en la Bretaña en 1759 y fallecido en el Imperio Austriaco, en Trieste, en 1820. Religioso y jacobino, se distinguió por su activismo revolucionario y fue uno de los encargados de implantar el Terror en las provincias; votó por la ejecución de Luis XVI y puso fin a la dictadura de Robespierre  y su Comité. Este político intrigante sumamente hábil, después de pasar por la cárcel, consigue el apoyo de Paul Barras, siendo amnistiado y nombrado agente diplomático del gobierno. Ministro de la Policía, propició el golpe de estado que llevó al poder a Napoleón Bonaparte. Durante las largas campañas napoleónicas, en ausencia del emperador, Fouché controlaba todo el poder creando el llamado gabinete negro, una oficina de censura de prensa. Astuto y maquiavélico conspiró para el retorno de los Borbones y ello no obstante, aceptó el ministerio del interior cuando Napoleón regresa de Elba. Superviviente nato, camaleónico, encabezó el gobierno provisional que se formó tras la derrota de Napoleón en Waterloo y contribuyó al retorno de Luis XVIII; no obstante tuvo que huir de la ley del mismo rey estableciéndose en Trieste donde fallece, multimillonario y siendo Duque de Otranto. De forma muy esquemática y sucinta, esta aproximación al personaje poliédrico de Joseph Fouché me interesa sobre todo por ser el primero que redactó un manifiesto comunista.

Ensaladilla de camarones

IMG_0414.JPG

Ensaladilla de camarones. Receta y foto: Bárbara

Básicamente lleva los mismos ingredientes que la de merluza, salvo por los camarones y las puntas de espárragos, es decir:

Ingredientes: 1 bolsa de camarones congelados de unos cuatrocientos  gramos, 1 bolsa de merluza congelada de cuatrocientos gramos, 1 lata pequeña de pimientos morrones, 1 bote de aceitunas rellenas de anchoas, un bote de puntas de espárragos, salsa mahonesa, 1 o 2 huevos duros.

Si queréis darle un punto más fuerte se pueden añadir tápenas e incluso variantes. Descongelamos los camarones y la merluza en la nevera la víspera. Cocemos los huevos, cortamos en trocitos los pimientos morrones y las aceitunas en aros. Ponemos en un bol la merluza troceada y los camarones, los pimientos morrones, las aceitunas, los huevos en trocitos y la salsa mahonesa, y mezclamos bien. Adornamos con las puntas de espárragos y guardamos tapada en la nevera. Se sirve fría. Tan sencillo como eso; se puede preparar de un día para otro con la consiguiente ventaja para el tren de vida que llevamos.

 

Encontrar a Camus en Menorca

CAMUS.jpg

Albert Camus

Bajo el titulo de “Los encuentros literarios mediterráneos” se celebra y se analiza la obra, pensamiento y biografía del Premio Nobel francés Albert Camus durante los días 29 de abril al 1 de mayo. Este primer encuentro  se realiza en la Sala Polivalent Albert Camus de San Luis en Menorca. La abuela materna del premio Nobel, Catalina María Cardona, era una payesa de San Luis que emigró a Argelia, donde nacería Albert, por tanto las raíces del premio Nobel también están en Menorca y dónde mejor que aquí para conmemorar los 60 años de la concesión del Premio Nobel al autor de “El extranjero”. Esta noticia me ha llenado de alegría por dos motivos fundamentales para mí, que soy una apasionada admiradora de su obra y que los encuentros sean en Menorca, el lugar donde me crié y del que estoy profundamente enamorada. Y si además los treinta ponentes participantes son de primera categoría internacional, el encuentro es todo un acontecimiento; la lista es impresionante, entre otros están Amín Maalouf (Líbano), Yasmina Khadra (Argelia), Sinan Antoon (Irak), Yanis Kiourtsakis (Grecia), Mohamed Achaari (Marruecos), Samar Yazbek (Siria), la poeta palestina Jehan Bseiso, los menorquines Pons y Pons y Josefina Salord, los periodistas Manuel Vicent, Javier Reverte, Juan Cruz, Jesús Maraña, Josep Ramoneda, el cineasta Manuel Laxe y el exministro Miguel Ángel Moratinos, promotor de estas jornadas a las que asistirá el nieto del escritor Antoine Maisondieu.

A un lado y a otro del Mediterráneo, Camus despertó a la vida y su sensibilidad extraordinaria se pobló del espíritu del Marenostrum, lugar de mestizaje de pueblos y culturas y este es, sin duda, el mejor momento para analizar en profundidad su pensamiento, ahora que los conflictos hacen oídos sordos a la paz que todos queremos. Esta feliz iniciativa aún no se sabe si será de carácter anual o bianual; en cualquier caso, enhorabuena.

Sigo cargando pilas

20170424_121632.jpg

Foto: Bárbara

 

20170424_121608.jpg

Foto: Bárbara

 

Por diversos asuntos que no vienen a cuento he tenido que parar y vuelvo al cabo de los días satisfecha, porque aquello que me impedía estar al pie del cañón se va resolviendo de manera satisfactoria. Y vuelvo con lo que más me gusta, que es ver como florecen los jardines y los bordillos, y las macetas rebosan alegría. No todo va a ser malo y aun así, después de un parón, una se da cuenta de que todo sigue más o menos igual, que los amigos siguen aportando cariño y esa sensación de alivio que nos hace sonreír pervive. “La amistad es la máxima bondad de la vida”, dice Epicuro en sus “Máximas capitales”, concretamente en la máxima 27, en la que afirma: “De entre las bondades que la sabiduría procura para la felicidad de la vida entera, la mayor con diferencia es la riqueza de la amistad”. La amistad es algo maravilloso que hay que cuidar, mimar y corresponder como se merece. Y aún así, o por eso mismo, echo de menos a los que ya no están… o están en una situación de riesgo… Van por ellos estas flores.

Lo de Siria

1001.jpg

Leonardo da Vinci: dibujo

Los lugares en el mundo donde estalla la violencia y el terror se adueñan del día a día allí donde la vida humana de pronto no vale nada, y suelen ser, ya lo sabemos, lugares estratégicos donde las potencias tienen intereses, léase petróleo, gas o simplemente salida al mar. La riqueza, el comercio y el poder son los becerros de oro que hay que venerar hoy día. “Lo de Siria” dura, también lo sabemos, seis años, pero qué son seis años cuando el botín es tan goloso; qué son los miles de muertos, el dolor, el hambre y la miseria de otros, que además son árabes y nos pillan tan lejos. Es cierto, no es más que otro conflicto del que vemos y oímos distraídamente mientras comemos. Acaso la lejanía nos vuelve insensibles, acaso la costumbre nos vuelve sordos. Echo de menos las iniciativas que nos movilizaban, que nos hacían salir a la calle…; no nos olvidemos del poder de la gente que protesta en la calles: eso que parece poco llega a ser un clamor que a veces y según la fuerza de ese grito puede mover montañas. No soy ilusa, pero sí tengo esperanza en esa fuerza que no se conforma con cruzarse de brazos. Y si lo llamo “lo de Siria” es porque así, “qué hay de lo nuestro”, es como los granujas hablan de sus asuntos; y Siria no deja de ser más que “el asunto” de los que gobiernan el mundo.

Estalla la primavera

010

Hortensias. Foto: Bárbara

011

Hortensia. Foto: Bárbara

No conocía esas hortensias de blancura impoluta. No puedo evitar hablar de plantas sobre otros temas quizás más interesantes, la primavera tiene la culpa con su estallido de belleza. Ahora es el momento de visitar los viveros y paladear todas las variedades del color, la sutileza de los innumerables tonos. Tengo la suerte de tener tres viveros bastante cerca de casa y uno de mis hobbys preferidos es visitarlos como quien va de paseo a otros lugares que son sin género de duda menos placenteros, como por ejemplo las grandes superficies, lugares estos de los que huyo como gato escaldado. Nada peor para los pies y el buen humor como esas aglomeraciones de gente que compra por comprar en una ceremonia para mí desconcertante y absurda. Prueben a cambiar esa costumbre por un vivero, lleno ahora de flores, y déjense embriagar por el perfume que serena el espíritu, y al rato saldrán con la mirada feliz y las pupilas radiantes.

Papiros y helechos

088.JPG

Papiros y helechos. Fotos: Bárbara

 

080.JPG

Papiros y helechos. Fotos: Bárbara

Quién haya viajado por el norte llevará en la pupila los enormes y maravillosos helechos propios de zonas húmedas. En un pequeño rincón de mi minijardín los he hermanado con los papiros, tan mediterráneos, que nos evocan la tierra de los faraones, las pirámides y todo el hechizo de Egipto. Una persona a la que aprecio mucho me dice que cultivar helechos en este clima que tengo tiene mérito, pero la verdad es que salen solos ¡Soñar no cuesta apenas nada (lo digo por los de Egipto)!