Lantanas rojas y amarillas

 

 

003

Lantanas rojas. Foto, Bárbara

 

Volví al vivero y lo primero que me encontré eran las lantanas rojas y amarillas; no lo dudé, hacía años que iba detrás de ellas. Ya las he plantado en una maceta bien grande porque crecen una barbaridad. Habrá que podarlas de modo que las pueda controlar sin que se desmadren. Estoy contenta y más feliz que una perdiz… con poco me conformo, lo sé, pero con los tiempos que corren es casi demasiado. Ellas me llevan a los años felices en Ciudadella, cuando de pequeña jugaba en aquel jardín cuyo límite era el puerto por eso las prunas doradas y dulces sabían a sal, a mar…

4 pensamientos en “Lantanas rojas y amarillas

  1. Es curioso cómo los sabores o los olores permanecen en nuestro recuerdo y nos evocan momentos de nuestra infancia.
    Besos, Bárbara, de los de seguir adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s