Un balcón florido

IMG_1107

Madreselvas. Foto: Bárbara

 Madreselvas en flor… Este año las madreselvas no han parado de crecer y el balcón está prácticamente cubierto y lleno de flores. Cuando las veo y me envuelve su olor, me acuerdo del tango y del gran Gardel. Por las noches, con el balcón abierto, una se siente nostálgica y las notas vienen de lejos… pero siempre con su voz. El tango para mí siempre será Gardel.

2 pensamientos en “Un balcón florido

  1. Momentos de melancolía y alegría nos envuelven a lo largo de toda la vida. A veces llegan sin motivo aparente y otras veces como un regalo de armonía y serenidad que dan olores especiales de la naturaleza. La madreselva está más generosa y aromática en temporada de lluvia (bien que se nota). Le gusta a mi madre y a mi las campanillas azul-violeta tenue que florecen más en invierno.
    Un enorme abrazo como el de todas las flores humildes que son el ornato de hogares y bosques.

    • Su perfume es una delicia. La variedad que tengo florece profusamente en verano y sus flores son blancas y amarillas; las de color azul-violeta nos las he visto, pero deben ser preciosas. Hace poco he comprado un jazminero de Madagascar cuyas flores son muy grandes en comparación con el común y su olor es impresionante y me tiene fascinada…
      ¡Qué regalos tan fantásticos nos da la naturaleza!
      Un abrazo grandísimo, querido amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s