La cala

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

Hacía años que llegada la primavera las hojas de las calas comenzaban a ponerse bonitas y bien tiesas, pero calas ni una. Esta vez, la cala con su blancura impoluta, a excepción de una hormiga que iba y venía sobre ese manto en forma de cucurucho, me sorprendió una mañana agradablemente y ahí está, entre los helechos, mirando como los peces suben a comer con ese aire altanero que no engaña a nadie.

12 pensamientos en “La cala

    • A mi también me encantan; parecen un anuncio de detergente de tan limpitas. En Canarias les llaman orejas de burro, figúrate.
      Muchas gracias, guapa!
      Feliz semana y un abrazo grande, grande!

  1. Las calas están entre mis flores preferidas. Me gusta mucho el nombre de alcatraz, tan hispánico, tan arábigo, (mucho mejor, en mi opinión, que “orejas de burro”)

      • Fue un detallazo tu llamada. A mi padre le hizo mucha ilusión. Y no digamos a mí tener la oportunidad de hablar contigo. Un fuerte abrazo a ti y a Aurelio

      • Creo que fue muy emotivo; me hubiera gustado estar con todos vosotros. Ya he visto las fotos que hizo Mª José. Me encantó hablar contigo, pero me supo a poco.
        Un abrazo grande!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s