Bárbara Carpi, autorretrato

Bárbara Carpi:

Bárbara Carpi: “Autorretrato”. 1996. Óleo sobre lienzo. Colección privada.

Tenía entonces 22 años, todo hay que decirlo, y venía de vivir mi primera experiencia parisina, casi nada. Muy gauguiniano y con acentos vangoghianos, que era lo que entonces me apasionaba. Retratarse a uno mismo tiene la dificultad añadida de no caer en la tentación edonista de embellecer lo que la naturaleza nos ha dado. No era esa, pues, mi intención, pero en todo caso los colores de esos dos pintores, a los que todavía adoro, favorecen a cualquiera. En mi descargo, también, ¿quién no ha tenido unos bonitos 20 años?.

34 pensamientos en “Bárbara Carpi, autorretrato

  1. Guauuuuuuuuuuuu!!!! soy incapaz de pintar, con lápiz poniendo sombras no lo hacia mal… pero al insertar colores, la “cagaba”, por lo tanto … felicidades.
    En cuanto a los 20 años, los mios quedaron muuuuuuy atrás!

    • Muuuchísimas gracias, guapa!!! Lo mio es consecuencia de pintar toda la vida y de forma profesional casi cuarenta años… así que no tiene mérito.
      Me pinté más o menos tal como era a esa edad… los míos se quedaron ya en la prehistoria… Jajaja!
      Besos,

  2. ¡Seguro que el cuadro hace justicia al modelo! Me encanta esta pintura; Gauguin y Van Gogh se deben sentir orgullosos de su discípula

    • ¡Uisss… lo que me has dicho! El exterior se deteriora… me encantaría ser bella por dentro, buena persona en definitiva; el caso es que me esfuerzo por serlo, no aspiro a otra cosa.
      Un beso mitológico (ya hemos quedado que son los mejores) !!!

      • He dicho la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad: buena persona.
        Un beso mitológico. 😉

      • ¡Me ruborizo y me sigo ruborizando! Y tú eres un sol tan grande como el sol macedónico que con sus rayos iluminó a Filipo y al gran Alejandro Magno, con eso lo digo CASI todo!!!
        Besos mitológicos, antiguos y señoriales!

  3. La juventud está destinada a la belleza por ese simple hecho, El autoretrato de colección que nos regalas es meritorio de la genialidad de una discípula aplicada que ha hecho una obra tan precisa de su propia fisonomia. !! Cuanto reflejan esos ojazos !!.
    Abrazo inmenso y cariñoso.

    • ¡La lozanía y la frescura de la juventud! La juventud tan sobrevalorada como un bien en si mismo, ese concepto, ha ido menoscabando los valores de sabiduría y serenidad propias de la madurez; está sociedad actual que desprecia a los más ancianos, que en otras eran venerados, no marcha por buen camino…
      Muchísimas gracias, querido amigo, por tus palabras excesivas dictadas por el cariño!
      El mío lo tienes desde hace mucho tiempo.
      Otro para ti, igual de bonito.

  4. Muy buen dibujo, Bárbara. Dejando de lado si cumple con parecerse lo más posible al original o no (eso no lo puedo saber, y tampoco importa mucho) porque es más lo que emana, el aire que emana del dibujo debería ser el reflejo de tu persona. Mirando este veo alguien con serenidad, y sobretodo con ojos muy bonitos, sí, pero también llenos de una gran curiosidad por la vida. Me gustó mucho.

    • Muchísimas gracias, querida Carmen.Desde que la fotografía liberó al pintor de hacer un calco exacto, para eso esta ella, la aproximación al retratado ha sido sobretodo buscando la personalidad o, como bien dices. lo que emana esa persona. Y no digo por ello que sea más fácil, pero si da mayor libertad para que el trabajo sea más subjetivo y personal. La vida me sigue sorprendiendo, creo que aún no me he despedido de la niña que fui y tampoco quiero hacerlo de forma voluntaria.
      Y a mí me encanta que te haya gustado!!!

      • No cambies, Bárbara. Sólo el que es todavía capaz de asombrarse, maravillarse, entusiasmarse, captar la bondad y confiar puede considerarse (¡porque lo es!) vivo y joven.

  5. Y por cierto, quería añadir algo más pero la tecla se me adelantó. Y es que aunque los años pasen, si el dibujo ha captado tu esencia, entonces no importa cuánto tiempo ha pasado, te verás reflejada en él. Como artista todo esto ya lo sabes, pero…. me gusta observarlo y comentarlo 🙂 Felicidades por ese retrato. Yo hice uno de mí misma y no tengo ni idea de donde está, era a lápiz, sin la perfección del tuyo, pero mechachis…. lo perdí. Besos

    • ¡Siempre digo que el tablero tiene vida propia! Claro que sí, siempre y cuándo se haya conseguido; no siempre se consigue… Recuerdo una frase muy buena de Picasso cuando al finalizar el retrato de su mentora Gertrude Stein alguien le dijo; “No se le parece” y él contestó imperturbable: “Ya se le parecerá”. Lo curioso es que el tiempo le dio la razón a Picasso porque sobre todo en el soberbio retrato “estaba” todo lo que ella era y fue.
      Una pena que lo perdieras, estas cosas dan mucha tristeza y añoranza porque ahí seguro que estabas tú.
      Muchos besos.

      • Increíble este Picasso! Añado algo que leí sobre él durante un vernissage en París. Ante aquellos cuadros tan extraños una dama rica se paró frente a uno y comenzó a murmurar… “no entiendo nada”, “no entiendo nada” Picasso la oyó , se le acercó y le preguntó: “A usted le gusta escuchar el canto de los pájaros?” “Si, claro” , dijo ella.

        “Entiende lo que dicen???? Porque yo no, y sin embargo nos encanta escucharlos…

        Ja!

      • ¡Es muy buena contestación! Es lo mismo que cuándo alguien dice: no entiendo esta sinfonía de…, no es cuestión de entender sino de sentir, la música es abstracta, pero nos conmueve y nos puede hacer saltar las lágrimas de emoción. Muchas gracias!!!

  6. “Ya se le parecerá”. Me gusta pensar que esa belleza de los veinte años, la belleza del mejor momento biológico, la alcanzarán también con los años nuestro carácter y nuestra manera de estar en el mundo. Un abrazo, guapa.

    • Ese es mi mayor deseo, querida Elena: llegar a ser una persona con arrugas sabias que alegre la vida a los demás, con equilibrio y serenidad… en fin, en ese andar estamos!
      Un abrazo muy cariñoso!

  7. Podrían transcurrir muchos años más desde tus vibrantes veinte cumpleaños, pero hay un rasgo en tu rostro que, estoy seguro, ni ha cambiado ni nunca cambiará… tu mirada.
    Creo que podría reconocerte mañana mismo, en cualquier rueda de reconocimiento de una nada improbable redada de Poetas Incómodos para el “Estado” o sentada en la terraza del Les Deux Magots de París, disfrutando de un buen libro y un buen café.
    He leído todos los comentarios y no hay duda de que tienes que ser una gran persona. Con tu permiso, seguiré atentamente tus pasos. Un abrazo de un aprendiz de poeta.

    • Comentarios como el tuyo hacen que este rincón sea lo que es, un lugar de encuentro de personas buenas y generosas. No sé como darte las gracias… me has dejado sin palabras. Personas como tú me honráis todos los días y me dais un trocito de felicidad y de alegría que seguramente no merezco. Será todo un gustazo tenerte por aquí y un placer ir conociéndote.
      Muchísimas gracias, por ese comentario tan bonito.
      ¡Un fuerte abrazo, poeta sin duda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s