Gaudí: La Sagrada Familia

Interior de la Sagrada Familia

Interior de la Sagrada Familia. Foto: Bárbara

 

Interior de la Sagrada Familia. Foto: Bárbara

Interior de la Sagrada Familia. Foto: Bárbara

 

Luces y sombras, espacio donde maravillarse de lo que el hombre es capaz de soñar y de convertir lo soñado en realidad tangible y corpórea. Un placer para los sentidos.

11 pensamientos en “Gaudí: La Sagrada Familia

  1. La Sagrada Familia no es de este mundo, su atmósfera irreal nos introduce en lo más profundo de nosotros. Recuerdo tus anteriores publicaciones, de hecho fui en el último viaje a España para verla concluida en su interior a raíz de tu blog.

    Un abrazo y espero que todo vaya bien…

    • Querida Bella, me alegra tanto que la hayas podido visitar y disfrutar… compartir esas cosas tan hermosas es para mi una gran satisfacción. Tienes toda la razón, es un lugar mágico, con gran magnetismo espiritual.
      Gracias por tu comentario.
      De momento todo va bien aunque no hemos terminado con las pruebas…Gracias por tus buenos deseos. Un abrazo muy fuerte!

  2. ¡Qué ganas tengo de volver a verla! Estoy totalmente de acuerdo con bellaespíritu (a propósito, que nombre más bonito ha elegido; por sus palabras me parece que es de lo más apropiado).
    Gracias, Bárbara, por esta entrada. Cuando uno está tan harto de leer y ver intrigas, corrupción, violencia, fanatismo, maltrato a los semejantes, cinismo, mentira e incompetencia, ver una obra tan grandiosa, tan espiritual, tan llena de elevación y Amor (con mayúsculas) te hace renovar la esperanza en la humanidad y ver al hombre hecho a imagen y semejanza de Dios.

    • Sí que es bonito y además su blog es una delicia como ella!
      Tienes toda la razón, hoy día se necesita sosiego y tranquilidad; menos estrés y más paz con uno mismo y en ciertos lugares prodigiosos uno se llega a encontrar de verdad con uno mismo… Tienes que ir, Joaquín!
      Un fuerte abrazo de martes sereno.

    • Acabo de leer tu hermoso y conmovedor post sobre Auschwitz y aún estremecida me reconforta pensar que hay personas con gran sensibilidad capaces de poner carne y piel, sangre y latido a algo que cubre de vergüenza a toda la humanidad. Gracias, querida Bella!
      Y gracias por acordarte de mi.
      Un abrazo grande (todo va sin sobresaltos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s