Picasso: “Retrato de la señora Canals”

Picasso: "Retrato de la señora Canals". 90 x70. Óleo sobre lienzo. Museo Picasso de Barcelona.

Picasso: “Retrato de la señora Canals”. 90 x70. Óleo sobre lienzo. Museo Picasso de Barcelona.

 

Esta obra fue creada en el año 1905, en París. La bella modelo romana se llamaba Benedetta y fue la mujer del pintor catalán Ricardo Canals y asimismo modelo de Degas y de Paul-Albert Bartholomé para su conocida obra “Monumento a los muertos”, hoy en le Père-Lachaise. Picasso ese año cambia ya los tonos fríos de la época azul y entra de lleno en la época rosa con el cuadro “El actor”. Instalado en el Bateau-Lavoir, conoce a Apollinaire, quien se convierte en su mayor defensor y en la voz de las vanguardias; la fina sensibilidad de Apollinaire le permite discernir el “arte” entre todo lo que se estaba gestando en los distintos talleres. En abril de este año publica el critico y poeta un artículo en la “Revue Immoraliste” de París “Picasso, peintre et dessinateur” y en mayo, en la revista “La plume”, “Les jeunes: Picasso peintre”. Fue 1905 un buen año para el pintor, expone en la galería Serrurier y, lo que será decisivo, conoce y entabla amistad con los hermanos Stein, Leo y Gertrude; ella sera una auténtica mecenas para él. Ese mismo año en casa de los Stein conoce a Matisse, al que llegará a considerar el único pintor capaz de sucederle.

El cuadro en cuestión es, a mi modo de entender, una hermosa proyección de la belleza objetiva; Picasso llega a hastiarse de la emotividad, del sentimiento de la etapa anterior y abandona lo anecdótico; quiere sujetarse a lo que ve, pero idealizándolo a su pesar; reniega del exceso de romanticismo de la etapa azul, de la que decía que era: “solo sentimiento”. Lo que sucede es que el pintor amplia su visión y su inconformismo le lleva a necesitar dar otro paso… y otro y otro sin cesar. Bellísimo retrato con esos tonos cálidos que contrastan con el blanco marmóreo de la piel. La simplificación magistral me conmueve.

4 pensamientos en “Picasso: “Retrato de la señora Canals”

  1. Uno de los más bellos, para mí, cuadros de Picasso. Cualquier otro pintor no hubiese seguido dando pasos hacia adelante tras lo conseguido en sus épocas azul y rosa… pero a él le debía quemar en las manos la creación renovadora; por eso fue capaz de seguir pariendo obras maestras “nuevas” hasta su muerte. Maestro único.

  2. La verdad es que el retrato es precioso. El color dulcifica la gélida expresión del rostro de la modelo.
    Totalmente de acuerdo con “el artístico fuego abrasador” que debía animar a Picasso como tú y Aurelio señaláis.
    Un abrazo a los dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s