Picasso: “Madre con niño enfermo”

Picasso: "Madre con niño enfermo". 1903.  Pastel sobre cartón, 47 X 41. Museo Picasso de Barcelona

Picasso: “Madre con niño enfermo”. 1903. Pastel sobre cartón, 47 x 41. Museo Picasso de Barcelona.

 

Pintado en Barcelona, en pleno periodo azul, en el que empieza a tener cierto éxito. En Barcelona, y después en París, el artista creó cuadros emotivos, en pos de las sutilezas del sentimiento. Muchachas, lisiados, parejas famélicas, ciegos, maternidades doloridas, caras mortecinas testigos de una humanidad excluida del gozo. La tendencia de esos años de  empobrecimiento de los colores determina a su vez una simplificación de su empleo, su técnica alcanza la máxima simplicidad con toques siempre sutilísimos y lisos, lejos de cualquier abigarramiento.  A través de un estilo impecable, estas obras siguen siendo intensamente dramáticas. Otros hubieran caído en lo patético o lo melodramático, pero él con medios puramente plásticos logró salvar lo anecdótico.

Leonardo Borgese, en el “Corriere della Sera” el 23 de septiembre de 1953, dice: “… si la historia fuera una cosa seria debería … demostrar que el Pablo Picasso de 1901 a 1906 sigue siendo el más vivo y el más interesante…”

Desde entonces ha llovido mucho y él ha transformado el panorama artístico. Personalmente es, junto a la época rosa, el momento que más me atrae y emociona, pero gracias a su genio hemos podido comprobar todas las puertas que abrió, fagocitando el siglo; otro posiblemente se hubiera quedado ahí, pero Picasso, al inicio de su carrera, poseía ya el dominio de las relaciones cromáticas, la seguridad del trazo, de la composición, como buscan los artistas de gran experiencia a lo largo de toda una vida. Bellísima esta maternidad.

 

6 pensamientos en “Picasso: “Madre con niño enfermo”

  1. Oui, très belle parce qu’infiniment riche de nuances et d’une douceur sans miévrerie, avec ce jeu de postures si éloquent, ce geste maternel enveloppant, cette attention muette et caressante, c’est très beau.

    • J’aime beaucoup le regard de la mère tendre et aussi triste avec tout les soucis reflété dans son douce visage…
      Merci chère Phédrienne toi l’avais dit d’une très belle manière… !

  2. Es un cuadro sobrecogedor y bellísimo. Sólo por pinturas como ésta, podría figurar Picasso en el Olimpo de los genios de la pintura. Y no dejo de acordarme de la gente que va a pasar la Navidad tan mal como, al menos aparentemente, esa madre con su hijo

    • Es verdad que sobrecoge, y suscita emociones que nos pueden llevar a reflexiones de índole social…es intemporal y por ello pone el dedo en la llaga. el sufrimiento acompaña al ser humano…
      Un abrazo enorme!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s