Versión romana del botijo

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

 

En España todo el mundo sabe lo que es un botijo: recipiente de barro para conservar el agua fresca en los días de canícula estival… Este “botijo” versión romana  es una autentica preciosidad:  con esa carita  de amigo fiel (el detalle del collar testimonia una relación),  las patas recogidas, la mirada inteligente y las orejas alerta… me recordó tanto a Nona que, si hubiera podido, me lo habría traído a casa. Museo Departamental de Arles Antiguo.

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

4 pensamientos en “Versión romana del botijo

  1. Mira que si se le parece bastante a Nona. Al menos tienes esa excelente fotografia que podrás ampliar o hacer de ella una pintura especial de tu entrañable y simpática amiga, que dejó una huella imborrable.
    Un feliz fin de semana y un abrazo en memoria de Nona.

    • Sí que se le parece… sí ; cuando se ha convivido con animales tantos años la relación que se establece es muy fuerte; cada vez me gusta más observar el comportamiento de los animales. son increíbles y la etología apasionante.
      Un abrazo cariñoso!!!

  2. Tienes toda la razón, dan ganas de beber sólo por ver la cara del perro 🙂 Por el tamaño, debía ser individual. ¿Y si no llevaba agua…?

    • Si lleva vino, brindamos y en paz! No me importaría… tengo entendido que los romanos tomaban un vino muy rebajado.. pero en grandes cantidades…
      Un abrazo de lunes lunero cascabelero!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s