Berenjenas rellenas con sardinas salmuerizadas

Foto: Bárbara

Foto: Bárbara

Los productos de la huerta están en su mejor momento; aprovechemos sus beneficios culinarios y dietéticos.  La berenjena, ese manjar primordial en la cocina de todo el arco mediterráneo, ha inspirado tantos platos como la imaginación es capaz de producir: en tortilla, rebozadas, asadas, rellenas, en revueltos, en ensaladas… de modo que se ha visto que casan bien con carnes, huevos, pescados, mariscos, pastas; solo basta pensar en una deliciosa mousaka,  en una fresquita escalivada o en una fantástica lasaña para darse cuenta de su versatilidad. En este caso, y para el fin de semana, hacer una buena cantidad de ellas rellenas nos puede resolver un entrante, un primero o incluso un plato único acompañada de una ensalada veraniega que nos recarguen de vitaminas. Las sardinas en salmuera siguen el mismo proceso que las anchoas y resultan deliciosas con un punto de sabor más fuerte que estas; en los supermercados es fácil encontrarlas.

Ingredientes: Berenjenas de tamaño mediano, puerro, cebolleta, perejil, pan rallado, 1 diente de ajo, queso rallado (cualquier tipo va bien, pero a mi me gusta el parmesano), aceite de oliva y filetes de sardinas en salmuera.

Partimos las berenjenas por la mitad, les hacemos unos cortes en la pulpa y las ponemos boca abajo en un recipiente con agua y sal abundante para que suelte el amargor. Pasado un tiempo, las vaciamos con un sacabolas; reservamos la pulpa. Metemos las mitades en una bandeja al horno a 200 grados hasta que estén hechas. Mientras picamos el ajo  y el perejil; troceamos muy fino el puerro y la cebolleta y la pulpa de las berenjenas. En una sartén con un poquito de aceite de oliva salteamos el puerro bien picado y la cebolleta; cuando comiencen a tomar color, añadimos la carne de las berenjenas también picadita. Rehogamos todo. Rellenamos las berenjenas con esto y por encima cubrimos con la mezcla de pan rallado, ajo y perejil, por encima unos filetes de sardina con un poco de su aceite y por último queso rallado. Metemos al horno solo para gratinar el queso. Si caliente están muy buenas, frías me entusiasman, de modo que siempre hago bastantes para que queden para la cena. ¡Este es uno de los muchos placeres que nos depara el verano!

2 pensamientos en “Berenjenas rellenas con sardinas salmuerizadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s