Juan Gris, el cubismo más colorista

Juan Gris "Frutero, vaso y limón" Óleo sobre tela.

Juan Gris “Frutero, vaso y limón” Óleo sobre tela.

Hasta hace solo tres décadas en los museos y colecciones importantes de España no existía prácticamente obra alguna del pintor madrileño. En la actualidad, subsanado este despropósito, existen obras destacables en los Museos Reina Sofía y en el Thyssen, así como importante es la colección de la Telefónica, que se puede visitar en la Gran Vía madrileña.

Una vez que abrazó el cubismo en 1912 no lo abandonó;  por tanto de los tres, Picasso, Braque y él, el que continuó en la senda del movimiento fue Gris. Resulta sorprendente aún y, no me canso de decirlo, no ha recibido el reconocimiento por parte del público que su obra merece. Y si esta obra de enorme calidad está de alguna forma por descubrir, su labor como ilustrador, tanto en Madrid como en París, que le permitió subsistir en los primeros años, prácticamente no se conoce. Fue por muchos años uno de los españoles que habitaron el mítico Bateau-Lavoir. Mientras Picasso iba hacia un arte figurativo y Braque se decantaba por unos bodegones más realistas, Juan Gris avanzaba en el color dotando al cubismo no solo de una plasticidad más rica sino incorporando papeles de periódicos y cartones, y apostando por una gama de colores más viva e intensa. El primero, “Frutero, vaso y limón”, que encuentro bellísimo,  de 1916, es muy sobrio en cuanto al color; el segundo responde a esa deriva rica en color, aunque el último sea anterior (1913); la búsqueda del color ya será inequívoca pues el germen está ahí desde el comienzo.

Juan Gris, "El Sifón". Óleo sobre tela.

Juan Gris, “El Sifón”. Óleo sobre tela.

10 pensamientos en “Juan Gris, el cubismo más colorista

  1. C’est tellement simplement beau, avec cet équilibre savant et raffiné des volumes et des couleurs, que ça rend jaloux ! Lui, il sait strucuter l’espace sans jamais oublier les ellipses, la rondeur et quelle maîtrise des teintes chaudes comme des froides! Tu le sais, je n’y connais rien ! J’exprime juste ce ressenti d’être devant quelque chose d e parfaitement maîtrisé et d ‘étonnament expressif, ! Sobre et élégant; C’est peut-être pour cela qu’il est moins notoire, l’élégance, ça ne paie pas souvent 🙂

    • C’est tellemente simplement beau lire tes commentaires ! Le première tableau est pour moi tout ça et aussi, il est “le gran cubiste”; c’est lui qui va au-delà, qui developpe le cubisme… il y a un equilibre étonnant et comme vous dis une élégance…il est sobre et raffiné… classique.!!! C’est le Maître. J’adore c’est tableau.
      Merci, merci beaucoup, belle dame!!!

  2. Es verdad, no hace honor a su apellido 🙂 Me han gustado estos cuadros ¡Muchísimas gracias, de nuevo, por crear para nosotros tu museo on-line, Bárbara!

  3. ¡Magnífico Juan Gris! También para mí es él quien lleva el cubismo a lo más alto y no me explico por qué no se le ha reconocido así desde siempre, a no ser porque Picasso ha “devorado” todo el arte del siglo pasado.
    El cuadro “El sifón” es bello, equilibrado en sus formas -curvadas y rectas- y texturas -tintas planas y matizadas-, pero el otro, “Frutero, vaso y limón”, es perfecto para mí. No solo en él los distintos planos se mezclan, entrecruzan, superponen de una forma genial, creando veladuras que se envuelven en sí mismas disolviéndose unas en otras, sino que es una muestra indudable de por qué se le incluye en la tradición más genuinamente española del tenebrismo y de la huella que debieron dejar en él, por ejemplo, los bodegones de Zurbarán -limpieza, misticismo, sobriedad…-.
    Un gran post, Bárbara.

    • Totalmente de acuerdo! Claro que está en la tradición genuinamente española, por algo es español y un maestro de las luces y las sombras. Además creo que no agotó el cubismo en absoluto ni se le agotó esa vía magnífica, al contrario la dotó de una gran belleza, tanta que pocos se han atrevido a coger el testigo…¿será porque para hacer lo que él hizo no basta con descomponer en planos la realidad, lo que hace falta es tener un dominio clásico de la pintura y a partir de ahí uno se puede lanzar a la aventura…?
      Graciaspor ese comentario que clarifica…!!!

      • Seguir el cubismo…

        El otro día, ¿recuerdas?, estuvo en tu estudio un pintor y dijo algo así como: “¡Vaya!, un caballete como los de antes. ¡Cuánto tiempo hacía que no veía uno!

        No digo más.

        Besos de un “dinosaurio más”.

  4. Bueno… retiro lo de dinosaurios entre nosotros. Pero a ver si a la pintura -y a la escultura, a la literatura. etc., etc.- le sucede lo que escribió Augusto Monterroso en su famoso cuento que: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.

    Y me quedo también con el beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s