Lobo lunar

Fanaticón y receloso, Lobo lunar sostenía el peso de la noche. Una frase zumbaba sobre el paisaje; incómodo el modo de traspasarlo, si es que, carajo, hay modo. Los escarabajos peloteros, llenos de mierda, jugaban al ping-pong; monumental el desorden en el camino que, fluctuante, emergía entre los helechos eléctricos, galvanizados. Los dioses lares fueron propicios a Caperucita que, inconsolable ante la muestra simbólica de la magia, se despachó a gusto con el lobo. Carioca la luna de agosto lloraba mojitos, carioca la luna;  pendón el lobo, que con tanto desorden no hay modo.

2 pensamientos en “Lobo lunar

  1. Echaba de menos “tu lobo”. La imagen es preciosa y el texto surrealista y fascinante. Tendré que leerlo varias veces para sacarle todo el jugo. En cualquiercaso, mágico.

    • Mi “lobo”, como tú dices, es un ser entrañable y miembro ya de la familia por propio derecho. Muchísimas gracias por tu comentario, no sé que haría sin ellos, es muy bonito y te lo agradezco mucho.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s