La función hace al órgano

Foto, Bárbara

Foto, Bárbara

Tenemos un dicho que afirma que “la función hace al órgano”. En la foto vemos como una gran oreja perteneciente a esa enorme cabeza posada enfrente de la imponente iglesia de Saint Eustache parece haberse formado a fuerza de oír los insuperables y maravillosos sonidos salidos del órgano de dicha iglesia, uno de los de mayor calidad de Europa. Esta escultura, que encuentro fascinante es, además refugio y cobijo; esa mano te puede resguardar  de la  lluvia o de un sol implacable en un día en el que una se pierde andando alrededor de Les Halles.

8 pensamientos en “La función hace al órgano

  1. Tienes razón, Bárbara. Incluso me viene a la idea de que la mano sirve para que uno se sienta cobijado y pueda escuchar bien las confidencias susurradas por la cabeza. Cuyo gran tamaño puede estar motivado, desde luego por la música, pero también por la infinita cantidad de imágenes, experiencias…y los pensamientos sugeridos por unas y otras.

    • Yo la encuentro genial; y al lado de una iglesia con un órgano maravilloso donde se dan unos conciertos esplendidos; me imagino a esa gran oreja escuchando a Juan Sebastián Bach…
      Gracias mil, Ledrake.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s