Théophile Gautier

"La sonrisa del Buda". Foto: Bárbara.

“La sonrisa del Buda”. Foto: Bárbara.

Poder leer a un autor en su propia lengua es un placer del que disfrutan los estudiosos de los idiomas o los que han tenido el privilegio de vivir en distintas culturas. Los países de habla derivada del latín tenemos una raíces comunes que facilitan la labor en varios países europeos, pero que en el caso de España está por demostrar, bien por vagancia congénita o por falta de interés; y esto teniendo ventaja; no obstante el caso se pone más peliagudo si nos adentramos en lenguas sajonas, ahí la cosa se complica; es sabido que del mismo modo que hay pueblos como los eslavos, que tienen una facilidad pasmosa para los distintos idiomas, otros como el nuestro carecen del llamémosle “estímulo” suficiente para adentrarnos en el mundo no latino. Aunque sé también que últimamente nuestros jóvenes más lanzados inmersionan en el japonés y el chino mandarín y quiero creer que no todos acuciados por la necesidad de volar como aves migratorias (la UE se está poniendo imposible), sino por el simple placer de leer a Confucio, por poner un ejemplo en su propia salsa. A mí, que me siento muy cerca de la filosofía budista, me supone una gran frustración no haber pasado del francés, que adoro, y del catalán, que encuentro que es la lengua más bonita para decir “palabras de amor” como dice Serrat.

Todo este largo preámbulo para decir que me sé de memoria trozos de “La muerta enamorada” de Théophile Gautier, relato que estudié en mis cursos de francés y que la he disfrutado y sigo disfrutando junto con otros relatos del mismo autor. El maestro Gautier, que nació en Tarbes (Francia) en 1811 y murió en París en 1872, fue además de narrador, poeta, fotógrafo, columnista y escritor de libros de viajes y fundador del Parnasianismo como reacción frente al Romanticismo. El parnasiano tiene por lema “el arte por el arte”, aspirando a la belleza al margen de la moral. La altura literaria de Gautier es indiscutible; Baudelaire le dedicó su obra maestra “Las flores del mal” y Balzac y Victor Hugo fueron amigos y admiradores de su obra; este último escribió una sentida “Elegía a Théophile Gautier”. Si quieren adentrarse en un auténtico relato de vampirismo, escrito con un estilo elegante, de gran belleza descriptiva con la hondura sicológica de un clásico, lean “La muerta enamorada” y, si pueden hacerlo en francés, mejor que mejor: un auténtico placer.

8 pensamientos en “Théophile Gautier

  1. Otra estupenda foto, Bárbara. No recuerdo haber leído nada de Gautier. Tomo nota para leer cuando pueda alguna de sus obras. Desgraciadamente, no en su lengua original. Suscribo totalmente lo que dices acerca de la aparente incapacidad de los españoles para aprender idiomas. Sospecho que es más un caso de desinterés o de un exagerado sentido del ridículo (que tristemente no tenemos para otras cosas). Parece que mis hijos se han sacudido la pereza con las lenguas: mi hijo se maneja bien en francés, mi hija en inglés, además de estar estudiando japonés (tiene los certificados del Gobierno japonés de haber superado los dos primeros niveles).

    • ¡Es curioso que temamos hacer el ridículo cuando luego, como dices. hagamos el indio en tantas otras! Los más jóvenes se dan cuenta de la importancia que tienen, como tus hijos; sobre el terreno, un sobrino que está en Islandia dice que uno se da cuenta enseguida de quién es español porque son los que peor hablan el inglés.Y conste que me incluyo, el inglés es una asignatura pendiente. En fin…
      Gracias, Joaquín por tu fidelidad.
      Un abrazo.

  2. siempre me ha gustado este autor!! me gustan los ambientes de sus novelas… bueno, tambien me gustan Balzac y Hugo! es mi aspecto un poco clasico!!!
    un beso Barbara, con mucho calor!!! 😛

  3. Saludos, barbaragarciacarpi.
    Me apunto al autor y la obra que recomiendas.
    Creo que a los españoles nos cuesta el inglés debido a la influencia árabe y latina que tiene nuestro idioma. Los pueblos del norte de Europa lo tienen un poco más fácil. Por supuesto, también hay que sumar nuestro deficiente sistema educativo.
    Interesante tu post, como siempre.

    • Buenos días, Jack.
      Creo que te gustará; el ambiente, el clima y el tema del vampirismo están magníficamente tratados y conseguidos.
      Nuestro deficiente sistema educativo daría para mucho..
      Muchas gracias por tu comentario y por tu visita.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s