Lobo lunar

La caja registradora de los miedos reseñó el suyo. Era novilunio y lobo lunar insularizó su pánico, rodeado como estaba de ojos fluorescentes; en la noche feroz la tierra acechaba a la luna que giraba ingrávida en la bóveda celeste. Lobo lunar maldijo al planeta que en novilunio la ocultaba. Ciego, sin luz aullaba su ausencia y las presas se desternillaban en sus madrigueras.

2 pensamientos en “Lobo lunar

  1. Estupendo párrafo, Bárbara. Es curiosa y fascinante la mezcla de elementos modernos (la caja registradora) y naturales y tu antropomorfización de las criaturas y cuerpos estelares. Parece que quieres “maquillar” los profundos sentimientos que se adivinan, bajo expresiones habituales o chocantes (“se desternillaban de risa”).

    • Muchísimas gracias, querido Joaquín, tus comentarios son iguales de estupendos (dejemos de lado la modestia) Me gusta que te guste lobo lunar porque a mi me divierte mucho escribir sobre sus cuitas y su mundo terreno-estelar. Un abrazo lobolunero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s