Lo que genera el cambio climático: ¡Tenemos un cactus hembra!

Cactus Hembra. Foto: Aurelio Serrano Ortiz.

A pesar de la obstinada negación de muchos políticos sobre los efectos del cambio climático y de los intereses de las grandes compañías contaminantes que van a lo suyo, es decir, a llenarse los bolsillos y el mañana dios dirá y que se apañen como puedan los futuros terrícolas, digo, a pesar de los pesares, hay cambios tan evidentes como el de la foto adjunta. Y no hay que irse a la Amazonía ni a los casquetes polares. Desde ahora observen su parcela, huerto, maceta o jardinera, por si ya se están produciendo mutaciones extrañas o chocantes. De entrada, desde hace unos años en el jardín no hay ni babosas ni caracoles ni tijeretas, que aparecían gozosas tras los riegos (tradicionales o por aspersión); las llamadas mariquitas desaparecieron, tan bonitas, con sus élitros rojos salpicados de puntitos negros; las abejas han emigrado a las ciudades y hasta hecho de menos la plaga de los pulgones que dejaba a la bignonia (para los de casa, la grannonia) que daba pena; y añoro también a las hormigas que los ordeñaban con mimo. Si les extraña esta última afirmación, infórmense: de toda la vida lo que hacen las hormigas es ordeñar a los pulgones que se concentran por cientos en los brotes más tiernos de las ramas, quedando estas (las ramas) con un color negro ala de mosca.

Mutaciones las hay; es cuestión de estar alerta, con los ojos muy abiertos, y hacer oídos sordos a quienes intentan acallar las voces disidentes que cada vez somos más.

Miren si no el aspecto que presenta este cactus de la foto: unas anómalas protuberancias simétricas le confieren el aspecto de una venus de Wilendorf prehistórica. El proceso casi nos ha pasado desapercibido y, de buenas a primeras, el cactus se nos ha convertido en fémina. ¡Tenemos un cactus hembra!

2 pensamientos en “Lo que genera el cambio climático: ¡Tenemos un cactus hembra!

  1. Nuestra tierra cambia pero las grandes potencias se hacen las de la vista gorda. Definitivamente, no se sabrá lo que se tiene hasta que no se pierda que triste 😦

  2. Absolutamente de acuerdo contigo. Pienso en las próximas generaciones y me entristece pensar con los problemas que se van a encontrar y con la cantidad de especies que ya se habrán extinguido. Gracias por el comentario y bienvenida al blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s