Las flores de Odilon Redon en el Museo de Orsay

Odilon Redon detalle de "La rama florecida amarilla"

Odilon Redon: “La rama florecida amarilla”. Carboncillo, óleo y temple sobre lienzo. 248 x 163. 1901. Museo de Orsay. París.

 

Odilon Redon: "Margaritas". Óleo y temple. sobre lienzo. 123 x 149. Museo de Orsay, Paris.

Odilon Redon: “Margaritas”. Óleo y temple. sobre lienzo. 123 x 149. Museo de Orsay, París.

 

Odilon Redon es de la generación de los impresionistas y, como estos, recibe encargos para decorar salones, castillos o grandes mansiones. Lo “decorativo”, a partir de 1900 no tiene el carácter peyorativo que posteriormente se le ha dado; grandes figuras como Monet o Renoir y el mismo Odilon Redon  reciben gustosos los encargos de las grandes fortunas de Francia para llevar a cabo dichas decoraciones que les permiten realizar obras de gran formato. Para algunos hoy sería un escándalo la frase que acuñó Albert Aurier, escritor y crítico: ” No existen cuadros, solo existen decoraciones”. El primer encargo que recibió fueron los cerca de quince paneles para el castillo del barón Robert de Domecy en Yonne, entre 1900 y 1901; realizados con temple, óleo y pastel, atrás quedaron sus obras en carboncillo, sus “Negros” de otra época anterior. En 1902 decora el salón de música de la casa parisina de la viuda del músico Chausson; y posteriormente la manufactura de Gobelins le encarga cartones para tapicerías. Pero es en Fontfroid en donde realiza su gran obra en decoración.

El primer cuadro, “La rama florecida amarilla”, destaca por su marcado aire japonés dentro de su peculiar estilo; el segundo nos lleva a los paneles de Fontfroid.

14 pensamientos en “Las flores de Odilon Redon en el Museo de Orsay

  1. Une rude contingence liée à l’art et u sujet encore tabou que le mécénat et l’argent. Et pourtant ici, que de grâce, que d’approche intime de la fragilité et de la subtilité des fleurs, que d’émotion intuitive ! Merci pour ce beau partage.

  2. Querida Bárbara. Gracias por un post muy interesante ti. La imagen es hermosa e inspiradora. En mis pensamientos yo os envío un montón de flores japonesas 🙂 ❤
    Un fuerte abrazo,
    Hanna

  3. Me encanta Odilon Redon con sus amarillos dorados y sus colores cálidos y todo ese mundo fantasmagórico que pinta.Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s