Matisse: “Rincón del taller”

Matisse: "Rincón del taller". 1912, óleo sobre tela. 191 x 114 cm.  Museo de Bellas Artes Pushkin, Moscú.

Matisse: “Rincón del taller”, 1912. Óleo sobre tela, 191 x 114 cm. Museo de Bellas Artes Pushkin, Moscú.

 

Este cuadro forma una unidad con la tela que hay en el mismo museo “Jarrón con capuchinas y ‘La danza’ “, pintado también en 1912, y representa un rincón del taller del artista en Issy-les-Moulineaux. Magnífico “rincón” con un encuadre fotográfico patente, donde ya no hace falta que se reproduzca todo el objeto. Las masas de color sabiamente perfiladas las alterna con otras en las que estas, sin fundirse, aligeran el objeto tornándolo más liviano; este contraste está magistralmente dosificado.

6 pensamientos en “Matisse: “Rincón del taller”

  1. “Ya no hace falta que se reproduzca todo el objeto”, dices. Y me acuerdo del cuadro de Odilon Redon que me sorprendió tanto en el Orsay, porque el jarrón rebosaba el lienzo. La fotografía y la pintura deben huir la una de la otra o, al menos, diferenciarse nítidamente. ¿Me dejará, por ello, tan frío el hiperrealismo?

    • Creo que diferenciarse claramente…; proyectar una fotografía en un lienzo, para mí, no tiene ninguna gracia, copiarla un fraude… Por eso el hiperrealismo tampoco me gusta nada. Recuerdo que en los años ochenta se puso de moda pintar o colorear fotografías como algo novedoso y la verdad es que ya lo hacía mi madre… en fin a cada cosa lo suyo.
      Gracias majo!

  2. La primera sensación que me da el cuadro es de un lugar tremendamente acogedor (como se supone que debe ser el rincón de un artista, ¿no?)

    • Sí y también un decorado donde el pintor coloca los objetos de la manera que quiere plasmarlos…; algunos son como el de Matisse, pulcro y ordenado y otros caóticos o llenos de basura como el de Bacon. La personalidad de cada uno se refleja en ellos.

  3. C’est même un cadre osé qui n’hésite pas à tronquer le premier plan au profit du sujet principal, en captant le regard dans un océan de fraîcheur. Simple et terriblement suggestif, et magistralement présenté par Barbara, comme toujours.

    • Matisse, lui aussi, cherche la lumière du sud -de l’Espagne, de la France , du nord de l’Afrique-, et comme s’il vienne de finir le tableau récement, la fraîcheur est là partout… Je me suis rendu compte que son tableau plus connu, “La danse”, il a les couleurs du drapeau de la Provence… c’est vraiment joli!
      Merci infiniment par ton compliment… j’ai seulement passioné par Matisse…
      Gros bisous, ma belle poète!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s