Ha muerto “El Chavo del 8”

"El chavo del 8"

“El chavo del 8”

Ha muerto Roberto Gómez Bolaño, “Chespirito”. un monumento Nacional de México, el actor que durante décadas arrancó  risas entre los niños y los mayores que siguieron y siguen siguiendo las series de mayor audiencia en el país hermano. El resto de países de habla hispana también rieron con “El chavo del 8” y “El Chapulín colorado”, dos series que contaron con un elenco de enormes actores. Los grandes no se van, porque nos dejan su legado: un sinfín de buenos momentos y las risas de los pequeños, algo impagable. Se ha ido y a lo mejor él nos diría aquello de; “Lo hice sin querer queriendo”, genial “Chespirito”. Quiero pensar que, junto con otro de los padres del humor, “Cantinflas”, se lo pase de lo lindo allí donde estén.

In memoriam.

6 pensamientos en “Ha muerto “El Chavo del 8”

  1. Se nos fue, pero aquí en México seguirán vivas muchos años las frases que nos dejó. Lo de “chespirito” viene de sus años de guionista, cuando lo apodaban “el pequeño Shakespeare”- “chespir” en el habla de México. Un abrazo.

    • Personas como él no se van del todo nunca. Recuerdo las tardes en que lo veíamos con nuestro hijo y las risas que compartíamos; a mí me encantaba también la Chilindrina y Quico…
      No sabía de donde venía lo de “Chespirito”, muchas gracias. Y otras tantas por sumarte a este recuerdo cariñoso.
      Un cálido abrazo!

  2. Me pasa igual que a tantos latinoamericanos, Recordar al Chavo del 8 es parte fundamental de mi infancia. Tengo muy presente todas las sensaciones que se agolpan en mi mente y hasta el corazón de tan solo escuchar la música con que da inicio esa serie, que fue la más importante para mi, aunque tampoco me perdía de los demás personajes que el creo.
    Muchas gracias porque también le has hecho un homenaje, aunque ya sabía que estas muy apegada al recuerdo de Roberto Gómez Bolaños, como por ej, a través del chapulin colorado. Basta ver com lo mencionass en Parisombra-
    Como bien dices hay bastanrte material para seguir recordándolo y eso hace sentir que no se ha ido. Lo seguiremos disfrutando.
    Un abrazo con tan nobles sentimientos como los que Roberto proyecta a través del Chavo.

    • Esas personas tan especiales que dedican su vida a hacer reír a los demás merecen todo nuestro cariño y agradecimiento; por eso se quedan ahí, en nuestros corazones. Y fíjate de que modo son capaces de asociarse a una época que yo también los uno a una casa, a unos años muy concretos en la que mi hijo la llenaba de risas…
      Gracias a ti por comentarios como este, cosas así unen a millones de personas de un lado y del otro del Atlántico…
      Es natural que el chapulin se cuele en mi novela, él forma parte de lo divertido, de la alegría!
      Un gran abrazo con sus palabras: “Sin querer queriendo” y en este caso… más “queriendo”!!!
      .

  3. Comparto tu deseo, Bárbara. Y los recuerdos de demiannicolas. Con mis hijos cuando eran pequeños (y no tan pequeños) disfruté inmensamente con El Chavo, la Chilindrina, Quico. el Sr. Barriga (y Ñoño), D. Ramón, el Profesor Jirafales, Dña. Florinda (y la Poppies). También, con El Chapulín Colorado (“todos mis movimientos están friamente calculados”.
    Hoy, cambiando de canal, he visto unos momentos de una corrida de toros desde México y el toro se llamaba “sin querer queriendo” 🙂

    • Demian en su estupendo blog le hizo un muy bonito homenaje con vídeos y me encantó volver a ver a la pandilla en clase con el profesor Jirafales…
      El nombre del toro es otro homenaje… genial!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s