Marguerite Yourcenar: la dama de las letras (“Negro sobre Blanco” VI)

Bárbara Carpi: de la serie Negro sobre blanco, técnica mixta sobre tela. 2013.

Bárbara Carpi: de la serie Negro sobre Blanco, técnica mixta sobre tela. 2013.

 

Marguerite Yourcenar escribía como nadie de las cosas más terribles con la poesía de los grandes poetas, con la profundidad del pensamiento de los clásicos y con la hermosura y delicadeza del arte oriental. Era un alma delicada que nada rehuía en su prosa fluida y elegante cuando dibuja sus personajes plenos dotándolos de una carnalidad real.  En “Fuegos” decía: “No hay amores estériles. Y es inútil tomar precauciones. Cuando te dejo llevo dentro de mí el dolor, como una especie de hijo terrible”. Calidad y lucidez, unido a una independencia de pensamiento que la convierten en una de las plumas más notables del siglo pasado y me atrevo a decir que de los venideros. Su esmerada educación clásica y su pasión viajera la llevó, desde su Bruselas natal, a conocer Europa y Oriente Medio. De ese conocimiento y amor surgen sus “Cuentos Orientales”, escritos diez años antes de la segunda guerra mundial y recopilados por primera vez en 1938. He vuelto a releerlos  y ha sido como destapar un frasco de perfume conocido y delicioso que nos lleva por China, Japón, Grecia, los Balcanes…   El primero de ellos, titulado “Cómo se salvó Wang- Fô” y que empieza así: “El anciano pintor Wang-Fô y su discípulo Ling erraban por los caminos del reino de Han…”, nos anuncia un relato sorprendentemente bello, como una porcelana china tan fina y exquisita que la luz la atraviesa dotándola de vida.

De Ediciones Alfaguara. 1982, Madrid. Magnífica traducción de Emma Calatayud.

Titulo original: “Nouvelles Orientales” Editions Gallimard, 1938.

9 pensamientos en “Marguerite Yourcenar: la dama de las letras (“Negro sobre Blanco” VI)

    • No sé ni como me atrevo… estar al lado de la alguien tan grande, pero pensé que a sus Cuentos Orientales no le iban mal; por ello te agradezco mucho tus palabras y me dejan más tranquila… A veces los pintores somos muy atrevidos sobre todo cuando nos mueve la admiración.
      Un saludo muy afectuoso.

  1. Totalmente de acuerdo con candide57 y bellaespiritu. Muchísimas gracias, Bárbara y feliz domingo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s