El beso

 

 

El  tierno beso de Picasso a su mujer, Jaqueline Roque. Otra de las fotos que D. Douglas Duncan hiciera a la pareja en escenas domésticas y cotidianas.

 

10 pensamientos en “El beso

  1. Tantas veces sujetando esa tacita de porcelana blanca, tibia… cómplice… ains… que no daría yo por…

    Un beso de esos de los de lunes… con ese vuelo casi casi del todo reservado…

  2. La fotografía es una preciosura de expresividad, de auténtica humanidad. ¿Sería escenificada o tomada espontáneamente? En todo caso, es aquello lo que transmite, la ternura de lo cotidiano, de lo que ‘es’ en el hombre.

    • A mi me gusta también mucho, Lino; es como dices toda expresión de ternura, de los gestos de cada día, la expresión del cariño… Yo creo que es absolutamente espontánea. El trabajo de D. Douglas Duncan junto a Picasso fue precisamente el captarlo en la intimidad, en su vida familiar, en su trabajo… una gran suerte para cualquier fotógrafo, pero fue él cronista de los últimos años del pintor.
      Muchas gracias, Lino.
      Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s