La Taula

4

Se yergue altiva desde aproximadamente el 1700  a. C., podría estar firmada hoy por cualquier escultor actual, pero no, es una de las taulas que pertenece a la cultura talayótica que se desarrolla en las Islas Baleares, caracterizada por sus asentamientos en poblados fortificados con torres de defensa o talayóts. Las taulas no tienen un carácter funerario, pero parece ser que si religioso o ritual. Las taulas son una especie de mesas de piedra compuestas por una gran losa horizontal que se apoya en un pilar de mucha altura, la mayor es la de Trepucó (Menorca) de cuatro metros; la horizontal tienen una ranura que se encaja en la vertical y a veces, para lograr el equilibrio, se colocaba un refuerzo por un lado.

Al recinto  megalítico de Trepucó, a pocos kilómetros de Maó, el instituto nos llevaba de excursión y recuerdo la magia del lugar, los juegos atolondrados de los pocos años, el sol y los pepinillos del diablo que reventaban de pronto esparciendo las semillas a diestro y siniestro… Y ahí sigue la taula, altiva y altanera, con sus cuatro metros de altura, lavada por la lluvia y cuando, con suerte, después sale el arcoiris, el espectáculo es realmente asombroso… mágico, difícil de olvidar.

La Taula. Foto : Bárbara.

6 pensamientos en “La Taula

  1. ¡Oh, Menorca, cuánto me gustaría volver alguna vez! Muchísimas gracias por compartir tus recuerdos y hacer revivir los míos y la fantástica foto y comentario.

  2. Si voy a Mallorca o Menorca voy a visitar los monumentos de la época talayótica. Muy interesante e intrigante mensaje, gracias Barbara 🙂
    Un grande abrazo ❤
    Hanna

    • ¡Te lo recomiendo es impresionante! Y además se encuentra una gran cantidad de monumentos muy bien conservados sobre todo en Menorca; en total taulas hay 31, completas 7; también hay dólmenes, talayots, navetas, salas hipóstilas… es de una riqueza increíble. Los amantes y estudiosos de la Prehistoria tienen en las Baleares un lugar apasionante.
      Un gran abrazo para ti.

  3. Me enseñaste a amar Menorca hace ya unos cuantos años con tus recuerdos, con la lengua materna que te arrebató el franquismo, con la cara que traías cuando te recogía en el puerto si te ibas sola.

    Menorca -Maó con su puerto, Ciutadella renacentista- es otra cosa que, quien no la conozca, no tiene perdón del presidente de la República o de Dior, como diría Josep.

    Un beso de cala menorquina con pinos hasta el agua.

    • Conjugar el verbo amar allí es muy fácil, todo se alía para que así sea… Gracias por ese comentario que me llega muy hondo; sabes perfectamente lo que más quiero y lo que añoro…
      Me quedo en esa cala con pinos hasta el agua… Alcaufar, por ejemplo!

Responder a Aurelio Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s