Picasso en la intimidad: D. Douglas Duncan

 

Esta singular y fantástica fotografía del fotógrafo D. Douglas Duncan nos muestra al pintor en una escena doméstica entrañable donde Jacqueline Roque su mujer le enjabona en la bañera. Esta una de las múltiples fotos que Duncan les hizo a la pareja en los últimos años de sus vidas en Notre Dame de Vie, en Mougins. Jacqueline adoraba a Picasso, le llamaba Monsieur y le besaba las manos; ella se volvió imprescindible y él dependía totalmente de ella. Lo que se transmite en la exposición del Museo Picasso de Barcelona es lo más intimo, lo más hermoso de esa relación, nada que ver, como a veces se ha dicho, de una relación despótica; viendo esas escenas domésticas lo que se transmite es amor, complicidad y juegos.

12 pensamientos en “Picasso en la intimidad: D. Douglas Duncan

    • ¡Eres tremenda en tus apreciaciones… se supone que no ! Jajaja, pero también es verdad que hay cosas que no se pueden disimular y todas las de Duncan han captado una gran ternura.
      Como siga así el frío dentro de nada serán helados…
      Besos polares!!!

  1. ¡Entre las canas y el frío, me voy a convertir en un oso polar! Prefiero, por ello, la interpretación de Bárbara: es más cálida 🙂

    • Me ha gustado mucho tu “sorpresa”, Chelo. En cuanto al comentario de Aurelio, una de las cosas que se aprenden cuando entras en la Universidad, incluso como alumno, es que la erudición y la bondad o la honestidad no van siempre de la mano 😦 Supongo que lo mismo ocurre en el mundo de la genialidad artística.

    • ¡Sí que lo es !
      Muchas gracias Chelo por esa sorpresa que me aptc, aunque tengo mucho lío estos días… a ver si puedo.
      Besos fríos pero muy cariñosos,.. todos para ti !

  2. Lovely picture captured by Douglas Duncan. I had probably never seen this picture of ‘Monsieur’ or become acquainted with Jacqueline Roque, if you had not brought this post, Barbara, thank you!
    All the best,
    Hanna

    • La foto es muy divertida y tierna ¿verdad? Me alegra que te guste.
      Gracias siempre a tí, Hanna.
      All the best.

  3. Aunque llegue un poco tarde a los comentarios, no me puedo callar uno: aparte -o a pesar- de ser el mayor genio, pienso, del siglo XX, era todo un personaje impredecible. Lástima, solo, que en su relación hombre-mujer o persona-persona dejara bastante que desear… Un beso, Bárbara.

    • Cuando se ha escrito tanto sobre él es difícil saber cual es lo real, lo sobredimensionado, lo falso, lo inventado sobre el hombre o el mito; pero quedarse con lo que evidencia la cámara es una de las opciones y estas de D. Douglas Duncan me encantan.
      Un besazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s