Fernande Olivier: “Picasso y sus amigos”

Picasso: "Desnudo de Fernande Olivier con las manos enlazadas". !905, Toronto, colección Zacks.

Picasso: “Desnudo de Fernande Olivier con las manos enlazadas”. 1905, Toronto, colección Zacks.

De todas las mujeres que tuvo Picasso, su primer amor parisino, Fernande Olivier, quizás fue la única que nunca renegó de su relación con él. Hasta el final de su larga vida, Fernande siempre insistió en que los mejores años fueron los que pasó con Picasso. Fueron los años de Montmartre, de la bohemia, de la miseria, de las dificultades, pero sobre todo los de la juventud. Fernande escribió un libro delicioso de aquellos años con un estilo fresco y directo, con la sinceridad de quien lo ha vivido en primera persona. Leí el libro “Picasso y sus amigos” con un especial interés y lo disfruté enormemente; una amiga me lo había prestado; después, desde hace tiempo lo he buscado inútilmente; era una edición francesa cuyo nombre lamentablemente no recuerdo, pero lo recomiendo sinceramente aunque no pueda aportar ningún dato al respecto.

Picasso llega a París por primera vez en octubre de 1900, acompañado de Casagemas y Pallarés y fue huésped de Nonell en su estudio de la rue Gabrielle. A los pocos días conoce a Pedro Manach, un compatriota marchante que apuesta por el joven pintor de diecinueve años, quien le asigna un sueldo (15o francos) que le permite encarar bien los primeros tiempos. Gracias a él, en junio de 1901 expone en la Galería de Vollard (el gran coleccionista y marchante). En octubre llega  Sabartés, que será su amigo y secretario hasta el final. Al principio Picasso conoce la vida alrededor de la zona de Clichy, más acomodada que la parte obrera y canalla de la “butte”. Picasso había iniciado en Barcelona su época azul. Hasta 1904 el pintor va y viene desde la ciudad condal y no es hasta abril de ese año cuando decide instalarse definitivamente en París. La relación con Manach se había roto y las dificultades económicas habían sido acuciantes ya en Barcelona. Es entonces cuando vive plenamente el ambiente de Montmartre. Al mismo tiempo que él, en el Bateau-Lavoir vivían el escultor Paco Durio, van Dongen, André Salmon y Max Jacob entre otros; fue este último el que bautizo el barracón, que se convirtió en un centro muy vivo de arte y artistas, situado en la rue de Ravignan (hoy plaza de Emile Goudeau). En medio de la plaza hay una pequeña fuente donde los vecinos iban a por agua; allí Picasso conoció a Fernande, que también vivía en el Bateau-Lavoir, igualmente  llamada “La casa del trampero”. Picasso permaneció allí hasta octubre de 1909.

Son los años de la “cuadrilla” de Picasso, a la que se habían sumado Apollinaire, Joaquín Sunyer, Canals..., de las noches en “Le lapin agile” o en el “Moulin de la Galette”, donde la juerga, la risa, los traspiés y el vino que llenaba muchas veces la tripa vacía, hacía de sus noches la expresión del compañerismo y del intercambio fructífero entre pintores y poetas. Sentados en el suelo del estudio de Picasso, los pintores catalanes compartían las viandas cuando las había, el hambre casi siempre, Apollinaire recitaba a Verlaine y Fernande se las componía como podía para estirar la escasez.  El Montmartre de arriba no tenia nada que ver con el de abajo. Como el barrio tenía mala fama Picasso llevaba una pistola que disparaba de madrugada acompañando las risotadas y el jolgorio.

En su libro “El siglo de Picasso”, Fernande Olivier dice, según Pierre Cabanne: “Yo era, según decían, la salud, la juventud en todo su esplendor: alta, llena de vida y de todas las apetencias de felicidad, confiada, viviendo de ilusiones… ¡El contraste perfecto con él! Dicen que los polos opuestos se atraen, pues hay que creer que así es…

Pasados los años, Picasso volvió varias veces a su barrio, al Montmartre de arriba, a la plaza, a las fachadas desconchadas, a las tabernuchas de mala muerte, para ver la miseria, a las busconas… recordando ese tiempo en que los poetas y los pintores se influían recíprocamente.

11 pensamientos en “Fernande Olivier: “Picasso y sus amigos”

  1. ¡Qué años! ¡Qué envidia! Y… ¡qué lejos de esa segunda mitad del siglo XX y principios del XXI que nos ha tocado vivir! No ha habido nada nuevo desde entonces en arte o en literatura. Solo nos queda releer o “remirar” y seguir intentando crear para cada uno de nosotros y los dos en nuestro “refugio-vida” en medio de este erial que nada nos aporta. Gracias al Presidente de la República que se mantiene vivo en nosotros el espíritu de ELLOS.

    • ¡No te quejes que disfrutar del arte como enanos, no es ninguna tontería! Erial porque antes el dinero se ponía, gracias a los coleccionistas y mecenas, al servicio del arte; ahora el dinero se pone en los paraísos fiscales! Y como las grandes fortunas se hacen con pelotazos, a esa gente sin cultura, la misma les importa un bledo.
      Gracias republicanas.

  2. Estupendo comentario y una gran pintura, Bárbara. Siempre se muestra el amor que pones en cada obra, autor o paisaje que describes. No cambies

  3. Buenos días, Joaquín
    ¡A mi edad ya va a ser difícil cambiar! Cariñico siempre hay que poner en lo que se hace.
    Gracias mil por el piropo; comenzar el día así es lo mejor de lo mejor.

  4. Hace tiempo que no entro en tu estirga por falta del mismo y algunas otras razones,y me ha hecho mucha ilusión ver esta referencia.Justamente hablé de este libro a algunos de mis acompañantes por París,en Montmartre,delante del único,creo,atelier que existe de la época,no lejos del moulin de la Galette,hará justo un mes.
    La edición francesa del libro es Pygmalion-Gérard Watelet.Paris.2001.Préface de Paul Léautaud.Es verdaderamente una delicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s