Eduardo Mendoza: Una trilogía prodigiosa

"El qué de las aceitunas". Foto: Bárbara.

“El qué de las aceitunas”. Foto: Bárbara.

Desde hace meses tenía in mente rendir un pequeño homenaje al escritor barcelonés Eduardo Mendoza. Agradecerle las sonrisas y las carcajadas que le debo. Y no es fácil encontrar un autor que me haga soltar la carcajada, en solitario o en un lugar público, sin que me importe lo que los demás puedan pensar. Eduardo Mendoza (Barcelona 1943), escritor de reconocidos méritos por obras tan importantes como “La ciudad de los prodigios”, elegido el mejor libro por Lire en 1989, y “Una comedia ligera”, premio al mejor libro extranjero en 1998, ambos en Francia, es sin duda uno de los escritores de habla hispana más traducidos y respetados. “La verdad sobre el caso Savolta” tuvo, en el momento de su aparición, una gran acogida entre la critica y los lectores. Después, más premios y una larga lista de libros serios y menos serios configuran el legado Mendoza.

Me centro en la trilogía formada por “El misterio de la cripta embrujada”, “El laberinto de las aceitunas” y “El tocador de señoras”. Y ¡qué trilogía! Aparecieron por este orden y debo confesar que mi preferida es la segunda.

“El laberinto de las aceitunas”, al igual que sus hermanas, tiene lo que Fernando Marías describe como una fórmula mágica en la cual uno de los ingredientes sería la picaresca, más otros que yo llamaría “lo casposo nacional” y la receta de la novela negra americana. Sea cual sea esta fórmula y sus ingredientes, funciona de forma prodigiosa. El arranque de la novela es ya desternillante con sus gotas surrealistas. El personaje principal, recluido en un sanatorio mental contra su voluntad, un pobre diablo tipo “landista”, está acompañado a lo largo de la trama por otros como el comisario Flores, el doctor Sugrañes, don Plutarquete, Emilia y Pustulina Mierdalojo… conforman un mundo tan real como inverosímil. El personaje de Pustulina Mierdalojo es una delicia; solo por el nombre ya dan ganas de adoptarla; las criaturas del libro tienen dosis, a partes iguales, de ternura, desvalimiento, poca vergüenza y desparpajo: es decir, tienen la dosis necesaria para sobrevivir en un mundo donde los especuladores y los fuertes ganan. Esto ¿les suena de algo?

Este libro se queda corto; leyendo la última página le entra a una un desconsuelo que solo los otros dos pueden mitigar.

Tengo ya una edad en la que debo ser selectiva, pero no por elitismo; más bien diría que por tener el tiempo más limitado, de modo que releo lo que realmente me apasiona y me hace disfrutar. Me he reído y bien todas las veces que he abierto sus páginas. Les recomiendo fervientemente la trilogía. Sabido es que traducir es difícil, de alguna forma se traiciona el original, mas la Éditions du Seuil  tiene todas las obras de Mendoza en francés y no desmerecen del original lo que no es fácil, porque las expresiones de la calle en castellano son muy de aquí.

 En España podemos encontrar sus obras  en Seix Barral.

Gracias don Eduardo Mendoza.

6 pensamientos en “Eduardo Mendoza: Una trilogía prodigiosa

  1. ¡Un nuevo autor para tomar nota! Decididamente, he de conseguir más tiempo para leer!

    No te pude contestar ayer, si acabaras de enviar esta entrada ahora, esa foto de las aceitunas sería una crueldad en estas horas tan cercanas a la comida:-)

    • Eduardo Mendoza es un crac; la novela “La ciudad de los prodigios” te gustaría, es una magnífica visión de la ciudad de Barcelona.
      Lo de las aceitunas es que venía a cuento, no era mala idea. Me reconozco como la tonta de las aceitunas, creo que de pequeña me las comía hasta con hueso… Un abrazo.

      • Lo mismo me pasa a mí: me gustan las aceitunas verdes, negras, con o sin hueso, rellenas, etc. A mi hija le pasa lo mismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s