Le Pont-Neuf II

Le Pont-Neuf. Foto: Bárbara.

Le Pont-Neuf. Foto: Bárbara.

Es difícil marcharse de aquí, así que me quedo un rato más. Los ojos del puente, de soberbio porte, tan sólidos, me transmiten la idea de permanencia en el tiempo. Ahora no se construye con la rotundidad de antes; ahora los puentes son alados, livianos y ligeros, con materiales de fibra y acero, y parecen volar sobre los ríos. Antes los puentes, desde los romanos, nos mantenían reconfortados, seguros, a sabiendas de que, salvo que llegaran la hordas bárbaras, nada iba a cambiar en nuestro entorno y aun así, pasadas las hordas de los Unos y de los otros la piedra romana permanecía, como permanecen las catedrales, los monasterios, las abadías y los puentes del dieciséis, del diecisiete, del dieciocho…  Lo digo al tuntún, por decir, no estoy versada en puentes, pero este me mata, precisamente porque está ahí, vetusto, de rancio abolengo, firme, dejándose amar y embellecer por el tiempo.

8 pensamientos en “Le Pont-Neuf II

    • Pues sí, me enamoré de París a los 22 años y hasta ahora que tengo unos cuantos años más…Jajaja. Allí me encuentro como en casa, me pasa lo mismo que a ti con Fuerteventura. Otro beso para ti.

  1. ¡Gran foto, Bárbara! Y me encanta tu texto. Estoy totalmente de acuerdo contigo. En un mundo en constante cambio, en el que parece que nos movemos todo el rato sobre arenas movedizas, estos elementos de permanencia dan reposo y fortaleza a nuestros corazones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s