Café y restaurante Procope

Café Procope. Foto_ Aurelio

Café Procope. Foto_ Aurelio

Hay lugares con historia, con sabor que merecen ser conocidos. El “Procope” es uno de ellos. Milagrosamente se mantiene igual que siempre, como si el tiempo hubiera pasado de puntillas. A mí me emociona saber que Robespierre, Voltaire, Benjamin Franklin, solo por poner algunos ejemplos, se reunían en sus salones para discutir, polemizar,  hacer tertulias literarias o para conspirar, que de todo saben sus paredes. ¡Oh, si ellas nos pudieran hablar! Los amantes de lo esotérico seguro que darían lo que fuera por hacer una sicofonía para poder recoger las palabras de tan ilustres contertulios. En pleno corazón del barrio de Saint Germain-des-Prés, más concretamente en la rue Saint André des Arts, se encuentra el Procope, donde sus distintos salones nos acogen para transportarnos al siglo XVIII. Sé de buena tinta que allí sigue la mesa donde Voltaire escribía y tomaba litros de café.

Café Procope. Foto: Bárbara

Café Procope. Foto: Bárbara

11 pensamientos en “Café y restaurante Procope

  1. ¡Qué maravilla! Para un apasionado de la historia tiene que ser casi como viajar en la máquina del tiempo! A propósito, Aurelio y Bárbara, estupendas fotos.

    • Es un sitio muy especial, con unos salones preciosos que voy a poner en el post de mañana. Lo que me entusiasma de Francia es comprobar como miman y cuidan todo lo que debe ser preservado de la picota y de la especulación, En nuestro país en los años setenta y hasta ahora, la especulación del suelo ha arrasado hasta baños árabes… parte de nuestro patrimonio cultural se ha dejado destruir impunemente por gentuza sin escrúpulos que solo buscaban enriquecerse.
      Gracias, Joaquín. Un abrazo.

      • Tienes razón en lo relativo a la destrucción del patrimonio cultural. Ya lo hemos comentado alguna vez

  2. Magie de ces endroits où les volutes du café noir accompagnent celles des pensées et des envies. On se sent bien à Saint-Germain des prés avec ses ombres tutélaires et les jeunes potaches qui hantent encore le quartier latin ! .

  3. C’est ça! J’adore le quartier latin, il y a ces cafés d’atmosphères enfumées – pas aujourd’hui- et ces librairies légendaires et l’ambiance intellectuel renouveles par les étudiantes et aussi tout le charme de la rive gauche et sa vie encore en peu bohemè. Bisous.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s