“Souvenir” de La Exposición Universal de 1889, París.

Recuerdo de la Exposición Universal de París, 1889. Entrada. Porcelana. colección particular.Foto: Bárbara.

Recuerdo de la Exposición Universal de París, 1889. Entrada principal. Porcelana. Colección particular.Foto: Bárbara.

A veces las cosas se encadenan por si solas sin que sepamos  muy bien por qué. Después de poner en el blog las dos fotos de La Tour, el domingo pasado estuve en el campo. Era un día espléndido de invierno, con un sol radiante que calentaba los naranjos y las lagartijas somnolientas eran un poema de felicidad. Mi perra y “Mateo” corrían alrededor de la piscina como locos, persiguiendo a un gato blanco. Como el gato era raudo y veloz, esquivó a los perros sin problema alguno, quedando estos con dos palmos de narices, resoplando y sin pieza. El aire se disfrutaba como un caramelo. El suelo se adornaba con las naranjas que los árboles no contenían ya. Paseando buscábamos que el sol  nos atendiera con el mismo mimo que hacía con el resto de las cosas. La casa nos aguardaba; nos aguardaba con sus tesoros. El día iba avanzando perezoso mientras degustábamos un arroz delicioso. La casa es un museo privado, donde hemos pasado ratos inolvidables, tanto por lo que contiene como por la hospitalidad y la calidad humana de sus dueños. Ha sido y es lugar de encuentro de los amigos, de la familia, siempre centro de reunión, de tertulias, de noches alrededor de un fuego, de cantos y de risas. Cada rincón tiene una foto exquisita; he visto fotos magníficas hechas por un gran profesional que ha sabido captar la atmósfera que se respira. Como amateur, cogí la máquina; nadie se podría resistir a la tentación. Y ella, la dueña y anfitriona, me mostró algo que se encadenaba con el señor Eiffel y La Tour: un “souvenir”  en porcelana de la Exposición Universal de París de 1889. Tantos años visitando la casa y ahora, en ese momento… esto. La vida es así y nos depara estas sorpresas.  Gracias, María Teresa. Tu casa, una casa vivida.

Solo un apunte sobre la Exposición Universal de 1889: se celebró para conmemorar los cien años de la toma de la Bastilla y para -digo yo- que no se nos olvide lo de: Libertad, Igualdad y Fraternidad. El pabellón de Argentina se llevó todos los premios. Y la dame Eiffel asombró al mundo hasta nuestros días.

14 pensamientos en ““Souvenir” de La Exposición Universal de 1889, París.

  1. ¡Que presentación más bonita, Bárbara! Me parecía que estaba ahí disfrutando del campo, del sol, del aire, de los perros, de la casa… Me encanta como pones movimiento y voluntad a las cosas inmateriales.

    Es curioso como se enlazan los sucesos. Yo no sé si es simplemente la casualidad o que si tenemos un tema en la mente o el corazón tenemos los sentidos agudizados para captar las cosas concordantes.

    • Muchísimas gracias. Tampoco sabemos si las cosas inmateriales tienen su corazoncito; el simple hecho de acompañarnos ya les otorga un plus.
      Creo que tienes muchísima razón, maño.

  2. lo mejor de esta casa es el poso de carino que habeis dejado los que la habeis compartido con nosotros, gracias, has hecho que se me saltaran las lagrimas, un besazo.

    • Otro besazo para ti. Las casas las hacen los que la habitan y los demás contribuimos con algo de cariñico al cariño recibido.Gracias por pasar por aquí y por tu comentario que espero no sea el último. Te echaba de menos.

      • ¿”cariñICO”? Te estás volviendo maña en ejercicio:-)

  3. Among the most notable exhibitions are considered the world exhibition (Exposition Universelle) in Paris in 1889 – of course known for the Eiffel Tower and the reconstruction of the Bastille with the inner courtyard (which was covered with a blue roof, decorated with french lilies), it was used as a ballroom and meeting place – another remarkable building was “Galerie des Machines”, created by Ferdinand Dutert and Victor Contamin.. 🙂

  4. Muchísimas gracias por tu interesante comentario. La Exposición Universal de París de 1889 marcó un hito en las exposiciones universales y cambió el ·”paisaje” de la ciudad para siempre. Hoy no nos imaginamos París sin La Tour. Hay que destacar que hubo mucha presión para que se desmontase una vez terminada la Expo entre ellos la de personajes tan conocidos como Garnier. El puente de Alejandro III se construyó para la de 1900…. Aparte del aspecto técnico, de la muestra de nuevas tecnologías enseñadas al mundo… las distintas Expos han embellecido las ciudades que las han acogido. De nuevo muchas gracias, Ledrakenoir.

    • Gracias, Bárbara. No teniendo más contacto con Murcia que tú y tu familia, ¿podré tener la osadía de ejercer de murciano por adopción o parentesco?

      • Y de Alicante también por Aurelio hijo. Así que quedas nombrado hijo predilecto del sureste español, con todas sus consecuencias, deberes, honores y privilegios. Un abrazo, maño-murciano.

  5. La casa … ¡Cuántos años de libros, cosas, momentos y recuerdos…!
    Gracias, Bárbara, por traerla así a tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s