Marc Chagall en la Ópera de París.

Chagall: Plafón de la Öpera Garnier de País.

Siendo presidente de la República Francesa el General de Gaulle se encarga al pintor bielorruso Marc Chagall, a través del entonces ministro de cultura André Malraux, la decoración del plafón de la Ópera Garnier de París. Esa fue ciertamente una decisión bien tomada. Cuando en semipenumbra se contempla la extraordinaria araña que ha ido bajando poco a poco para admiración de todos, pero sobre todo para los estudiantes que, en el gallinero -y qué gallinero-, contienen el aliento; entonces, libre de impedimentos, se puede contemplar el plafón poblado de compositores y de personajes de conocidas obras operísticas; pero eso es lo de menos, lo realmente interesante es el mundo de ensueño al que nos traslada siempre Chagall. Y si la ópera en cuestión dura tres horas y no es de las favoritas, pasear por el techo de la mano de esos pinceles merece la pena sin lugar a dudas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s