Quimeras y gárgolas

IMG_9597.JPG

Gárgola de la catedral de León. Foto: Bárbara

IMG_9634.JPG

Gárgolas de S. Marcos de León. Foto: Bárbara

Allí por donde voy me encuentro con primas o tocayas de La Estirga. La primera, con ojos de susto, estaba encaramada a la Catedral de León; la iluminación perfecta, no obstante, proyecta sombras que acentúan su aspecto de asombro, miedo o terror; ya sé que está indefensa y que lo más probable es que sea un alma de dios, un trozo de pan, por así decir, pero también sé que su función era la de asombrar a los ciudadanos del medievo y desde luego, viendo las maravillas hechas piedra que eran las catedrales, a las gentes sencillas, del vulgo les debía anonadar, empequeñecer y por qué no acongojar. Las dos gemelas de la foto siguiente con esos caños en la boca a modo de flautas que vi en el maravilloso Parador de S. Marcos, mueven más a la sonrisa que a otra cosa. Y, cuando me encuentro con quimeras o con gárgolas, les hago una foto y se la mando a La Estirga para que se dé cuenta de la familia tan extensa que tiene.

6 pensamientos en “Quimeras y gárgolas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s